En OSTEON estamos especializados en el tratamiento de músicos

La atención del profesional del arte requiere un abordaje específico, con atención a unas necesidades muy peculiares.

Son grandes las exigencias físicas a las que someten tanto el cuerpo con el que trabajan, como el esfuerzo mental, de concentración, de repetición, de expresión, que realizan. Excesos frecuentes para esos ajetreados cerebros que persiguen grandes retos diarios, para permitirles lograr interpretar sus obras.

En OSTEON Alaquàs Centro de Fisioterapia tratamos al profesional del arte desde una perspectiva biopsicosocial, bajo el entendimiento y respeto (y, por qué no decirlo, admiración) de estas condiciones

Músicos, bailarines y actores son los deportistas de élite del arte

fagot embocadura osteon fisioterapia

Músicos, artistas y lesiones

Los trastornos músculo-esqueléticos relacionados con la práctica de un instrumento musical son comunes. Las patología más frecuentes que presentan los músicos se relacionan con el sobreuso y la fatiga. Habitualmente presentan diversas formas de tendinopatía y neuropatía.

La literatura existente demuestra que hasta el 86% de los músicos padecen alguna forma de dolor musculoesquelético. Para todos los grupos de instrumentos, el cuello es la región de dolor más común. Alrededor del 43% de los músicos presentan varias zonas de dolor, en particular los violinistas. Aproximadamente el 40% de los músicos refieren dolor frecuente o permanente.

Fisioterapia para la Prevención y Tratamiento de Patología en Músicos

La música, el arte de las musas según los griegos, constituye una de las más bellas expresiones artísticas. Horas y horas de estudio son necesarias para adquirir el gran nivel de destreza y capacidad interpretativa al que muchos músicos consiguen llegar. Una verdadera carrera de fondo, que tiene su recompensa pero que también puede tener consecuencias negativas.

De hecho, los problemas musculoesqueléticos son comunes en los músicos profesionales. Los movimientos repetitivos y los largos periodos de práctica continuada, son factores relacionados con la aparición de estos problemas. No obstante, el estudio acerca de los factores de riesgo y las estrategias efectivas de prevención en músicos sigue en constante actualización.

Prevención y tratamiento

Si eres músico debes saber que la actualidad científica ha desarrollado sus estudios principalmente en programas educativos y de ejercicio, que podemos subdividir en:

  • Educación en materia de salud.
  • Tratamiento in situ de músicos.
  • Ejercicios de acondicionamiento general.
  • Análisis de la postura y retroalimentación biomecánica. – Adaptaciones ergonómicas.

Programas educativos

Los programas educativos desarrollan conocimientos para diferenciar la distinta función de los músculos posturales, aquellos encargados de mantener una posición determinada del cuerpo, y los músculos dinámicos, los que se encargan de mover las distintas articulaciones.

En estos programas se destaca la importancia del ejercicio físico en la preparación del cuerpo para las demandas de la práctica musical, la adaptación gradual del cuerpo a la carga de trabajo con el instrumento y los factores de estrés físico.

Se ensalza la incorporación de intervalos en la práctica musical, para el control de la carga de trabajo y el descanso necesario. Además de el seguimiento de las instrucciones de los programas de ejercicio complementario y el manejo de lesiones específicas, cuando ocurren.

Programas de ejercicio

educacion musicos dolor fisioterapiaLos programas de ejercicio propuestos para prevenir problemas musculoesqueléticos en músicos son muy variados. Un elemento constante es el trabajo del control lumbopélvico, como base para los movimientos de la parte superior del cuerpo involucrados en la práctica del instrumento. Se puede trabajar esta región sentados, de pie o incluso en cuadrupedia, haciendo movimientos diferentes entre la pelvis y la columna lumbar.

Para mantener una condición física aceptable además del trabajo de estabilización lumbopélvica, se recomiendan ejercicios de fuerza en brazos y piernas, combinándolo con sesiones puntuales de ejercicio aeróbico general a la semana.

La incorporación de ejercicios de calentamiento generales, y específicos de manos y brazos, es también un elemento común en las indicaciones de ejercicio en músicos.

Otro aspecto a trabajar es el control de la propiocepción y de la posición de la columna vertebral y las extremidades inferiores, lo que nos lleva al trabajo de reconocimiento y optimización de la postura corporal.

La postura influye en la técnica musical, y se asocia con el rendimiento físico en los músicos. Sin embargo, existe controversia alrededor del concepto de “postura ideal”, y el análisis de la postura en la actualidad se dirige a buscar un reequilibrio del músico con el entorno del instrumento y el rendimiento.

Debemos minimizar el esfuerzo físico, superando los enfoques más rígidos y tradicionales para optimizar el rendimiento.


En resumen

Para que un músico tenga una práctica saludable primero tendrá que entender cómo funciona su cuerpo. Respetar los periodos de práctica musical y reposo, modificando aquello que permita un mejor acceso al instrumento y menor esfuerzo físico. Incluir una rutina de calentamiento para manos y brazos, además de mantener una condición física general aceptable y aprender a utilizar su cuerpo de forma eficiente.

Todo un reto necesario.

previamente publicado por Carlos López Cubas en Fisiosaludable