en dehors compensado danza fisioterapia
julio 13, 2022

Danza y Síndrome Isquiofemoral

Danza y patología de cadera

La danza es una disciplina artística de gran exigencia atlética y psicológica. Ello conlleva una alta prevalencia de lesiones que cursan con dolor. Estas lesiones se relacionan más con el sobreuso que con accidentes traumáticos. La mayoría se producen por déficits técnicos y una mala planificación en el entrenamiento.

En lo referente a la técnica de la disciplina de ballet clásico, la articulación de la cadera desempeña un papel biomecánico de alta relevancia. La cadera requiere de amplios rangos articulares en todas las direcciones de movimiento. Precisa de estabilidad en el descenso de los saltos. Y, por último y no por ello menos importante, es la encargada de realizar el En dehors.

En dehors y movilidad de cadera

El término En dehors, corresponde a la rotación externa de la cadera y de los miembros inferiores con el objetivo de alcanzar 180º de rotación bilateral. A nivel anatómico, es el resultado de la versión acetabular y femoral de la cadera, la torsión tibial y la pronación del tobillo y pie.

Cuando los bailarines tienen rotaciones externas de cadera limitadas, o no son capaces de utilizar todo su rango disponible por déficits de fuerza o carencia de control neuromuscular, producen compensaciones técnicas dando lugar a la aparición de lesiones en la propia cadera y también en las articulaciones adyacentes. Es lo que se denomina En dehors compensado.

en dehors compensado danza fisioterapia
En Dehors compensado

Así pues, para poder alcanzar los rangos extrafisiológicos, la estructura ósea junto con la laxitud de la cápsula articular y el complejo muscular jugarán un papel determinante. Es por ello, que los bailarines profesionales tienen una morfología típica que los diferencia del resto de atletas.

El síndrome isquiofemoral en bailarines

En lo referente a la versión femoral, la orientación en retroversión se ha asociado con una mayor rotación externa de cadera.

A su vez, un ángulo de inclinación del fémur en coxa vara, parece asociarse con una disminución de rango articular y es frecuente en entidades como el Pinzamiento femoroacetabular y el Síndrome Isquiofemoral, donde aquí el responsable de favorecer la disminución del espacio entre el fémur y el isquión será el trocánter mayor.

Cuando esto ocurre, el bailarín experimentará dolor posterior de cadera en movimientos de flexión, abducción y rotación externa, siendo las posturas más frecuentes el grand éccart, el développé a la second, el grand plié y los splits.

Teniendo en cuenta esto, no es sorprendente que los bailarines tengan mayor prevalencia de coxa valga que los atletas. Esta morfología les permitirá alcanzar mayor rango y supuestamente menor probabilidad de impacto en el trocánter. No obstante, los ángulos cérvicodiafisarios en valgo también se han asociado con el Síndrome isquiofemoral. En este caso el trocánter menor es el responsable de favorecer el pinzamiento.

Aquí, los movimientos que propiciarán la aparición de los síntomas serán, sobre todo, la aducción con extensión y rotación externa. Movimientos que le puede repercutir al bailarín en alcanzar de manera correcta la posición del Arabesque. Así pues, a día de hoy todavía no existe un ángulo cérvicodiafisario ideal para los bailarines.

Llegados a este punto, podemos deducir que el Síndrome isquiofemoral es una entidad clínica plausible y, además, es bastante prevalente en danza por la implicación de los movimientos extremos de la cadera, especialmente en extensión. Forma parte del diagnóstico diferencial del Síndrome del glúteo profundo y se caracteriza por dolor posterior de cadera producido por el estrechamiento entre la tuberosidad isquiática y el fémur, donde el músculo cuadrado femoral y el nervio ciático jugarán un papel relevante.

Tratamiento del síndrome isquiofemoral en bailarines

Para llevar a cabo un buen abordaje de la lesión, es importante conocer los factores contribuyentes. Habrá que analizar si estos factores, tanto anatómicos como funcionales, pueden relacionarse con la clínica del bailarín. Probablemente, las bailarinas con disminución del En dehors de cadera pueden ser más propensas a esta patología, por su relación con factores morfológicos como, por ejemplo, el acortamiento del cuello femoral, la anteversión femoral y la coxa vara.

El diagnóstico de este cuadro clínico, se constituye en relación a la presentación clínica, la exploración física y las pruebas de imagen. Asimismo, el tratamiento conservador se centrará en abordar los factores contribuyentes a la lesión. Será fundamental la modificación de los gestos irritantes, la activación de los rotadores profundos y musculatura estabilizadora de cadera, así como las técnicas de neurodinámica favoreciendo la apertura del espacio isquiofemoral.

Por lo tanto, los fisioterapeutas deberemos comprender el papel del Síndrome isquiofemoral como una posible fuente subyacente de dolor posterior de cadera en bailarines. Donde, en el caso de la danza, entender la relación que existe entre la lesión y la biomecánica va a ser un factor determinante para mejorar el pronóstico de la lesión.

Un artículo de Marta Toledo Roca, profesora de la formación “PAINFREE BALLET – Abordaje práctico de las lesiones en danza“, a partir de su publicación en la Revista del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana

Deja un comentario