covid19 dolor cronico
diciembre 20, 2021

COVID-19 y dolor crónico

Extensión de la afectación de la COVID-19

La enfermedad causada por SARS-CoV-2 está suponiendo un azote a la salud global. Este virus y sus variantes lleva unos 2 años provocando diversidad de presentaciones clínicas. Desde personas sin síntomas, a la muerte, un abanico de manifestaciones clínicas orbita la COVID-19.

Los síntomas respiratorios de la COVID-19 son la tónica más común tras la infección aguda. Pero, posterior a esta etapa inicial, una miríada de síntomas persistentes y prolongados conforman el síndrome pos-COVID-19. Manifestaciones clínicas que señalan la afectación de casi todos los órganos y sistemas. Dentro de estas secuelas, las derivadas de la afectación del sistema nervioso parecen resultar especialmente persistentes.

Dolor, COVID-19 persistente y fibromialgia

Un grupo de investigadores italianos publicó recientemente un estudio con pacientes que habían presentado COVID-19.

Ursini, Francesco, et al. “Fibromyalgia: a new facet of the post-COVID-19 syndrome spectrum? Results from a web-based survey.” RMD open 7.3 (2021): e001735.

Comprobaron que ⅓ de aquellos en los que persistía la sintomatología musculoesquelética cumplían los criterios de clasificación para fibromialgia.

Es pronto para conocer el mecanismo por el cual la COVID-19 podría desencadenar la aparición de fibromialgia. Los autores sugieren una relación con el daño vascular o neuromuscular inducido por la infección viral. Así como la afectación psicólogica, y la capacidad de las circunstancias estresantes para modificar la nocicepción.

La sensibilización central, como mecanismo frecuente en diferentes formas de dolor disfuncional, podría estar detrás de esta secuela tras la infección neuroinvasiva del SARS-CoV-2.

Síndrome pos-COVID-19 y Síndrome Doloroso Regional Complejo

Otro estudio, también reciente, destacó cómo el SARS-CoV-2 podría afectar directamente a la nocicepción. En este caso la justificación de dicha relación plantea la hipótesis de que la hiperinflamación sistémica observada en el COVID-19 grave puede contribuir a la sensibilización neuronal periférica y central. Una sensibilización que aumenta el riesgo de desarrollar Síndrome Doloroso Regional Complejo, como desarrolla en el caso sujeto a estudio.

Vaz, Ana, et al. “Complex Regional Pain Syndrome after severe COVID-19–a case report.” Heliyon (2021): e08462.

Implicaciones clínicas de la relación entre COVID-19 y dolor persistente

La evidencia científica, como los estudios citados, y la evidencia clínica confirman que aquellos pacientes que han pasado la COVID-19 tienen una mayor susceptibilidad de sufrir dolor persistente.

Aunque los mecanismos exactos aún no están claramente descritos, parece ser que se relaciona con sensibilización del sistema nervioso, a nivel periférico y central.

Esta relación debe estar presente en todo clínico que atienda a pacientes con antecedente de COVID-19. Así como lo necesidad de estar atentos al esclarecimiento progresivo que la investigación científica y clínica haga de la fisiología de dicha asociación para mejorar las estrategias terapéuticas.

covid dolor cronico

Deja un comentario