sindrome subgluteo profundo osteon carlos lopez cubas neurodinamica
enero 18, 2021

Síndrome Glúteo Profundo

No más síndrome del piramidal

Durante años se ha atribuido al músculo piramidal, uno de los músculos pelvitrocantéreos, la culpa de gran parte de las ciáticas.

Es cierto que no todas las ciáticas provienen de un problema radicular. No siempre una hernia discal o una estenosis foraminal por artrosis es la causa de la inflamación o compresión que genera la neuropatía conocida como ciática. Pero atribuir la compresión de una estructura tan mecánicamente potente como el nervio ciático a un músculo de las características del piramidal quizás fue precipitado.

El nervio ciática, en su curso por la pelvis, viaja por debajo de la musculatura glútea. Y en este espacio puede verse afectado mecánicamente por haces fibrosos que lo envuelven y pueden restringir su movilidad. El músculo piramidal es una de las estructuras que conforman el suelo de este espacio subglúteo. En algunos sujetos, su relación es especialmente íntima con la porción peronea del ciático, cuando existe una diferenciación anatómica alta, en la pelvis, de las porciones tibial y peronea del nervio ciático. Aún así, no es la norma, y la implicación específica del piramidal queda más como algo anecdótico.

El Síndrome Glúteo Profundo

El Síndrome Glúteo Profundo es una condición caracterizada por dolor y/o disestesias en la zona de glúteos, cadera o muslo posterior. Se relaciona con una neuropatía no espinal, posiblemente infradiagnosticada, por atrapamiento del nervio ciático en el espacio subglúteo.

Los principales síntomas asociados al Síndrome Glúteo Profundo son:

  • dolor en la nalga al caminar
  • dolor al sentarse (especialmente durante más de 30 minutos)
  • parestesia
  • dolor tipo radicular en la zona lumbar o cadera
  • dolor nocturno

Las evaluaciones clínicas y los exámenes físicos son fundamentales para el diagnóstico, ya que las radiografías, la resonancia magnética y la artrografía son poco efectivas para su diagnóstico . Sí son útiles, sin embargo, para el diagnóstico diferencial de otras patologías de la cadera. En el examen físico del síndrome glúteo profundo resultan de utilidad pruebas como el test neurodinámico de elevación de la pierna recta y el test de slump, la palpación en la escotadura ciática, la prueba de flexión-aducción-rotación interna de cadera, y la valoración de la tensión de la musculatura pelvitrocanterea.

Tratamiento del Síndrome Glúteo Profundo

El tratamiento del Síndrome Glúteo Profundo es conservador. La fisioterapia juega un papel fundamental.

Como fisioterapeutas podemos ayudar a reducir el dolor, aplicando técnicas específicas de terapia manual, basadas en la neurodinámica. Con ello ayudamos al paciente a moverse activamente sin experimentar dolor. Mediante la programación de ejercicio terapéutico perseguimos una mejora paulatina y adaptada a la evolución del paciente, haciendo que reanude la actividad normal de manera gradual.

En los casos en que el tratamiento no obtenga resultados, existen opciones más agresivas. Entre ellas, los traumatólogos realizan inyecciones intraarticulares y extraarticulares de anestésicos locales y esteroides. Incluso existe como opción la descompresión quirúrgica mediante endoscopia, o en ocasiones descompresión abierta. Esta opción se reserva a casos muy graves o resistentes al resto de tratamientos.

sindrome subgluteo profundo osteon carlos lopez cubas neurodinamica

Deja un comentario