fbpx

Natalia y su costilla cervical

  • 1 octubre, 2020
costilla cervical osteon

Historias de nuestros pacientes

Vamos a desarrollar la historia de Natalia, una joven estudiante de 24 años a la que tratamos recientemente en OSTEON.

¿Qué nos cuenta la paciente?

Hace 2 años le diagnosticaron una costilla cervical. Se trata de una costilla de más, en el cuello, por encima de la primera costilla normal. Esta situación puede provocar un síndrome de desfiladero torácico: la costilla, y los tejidos alrededor de ella, comprimen las arterias, venas y nervios que van del cuello al brazo, y pueden provocar síntomas diversos.

En el caso de Natalia, le fue provocando que cada vez llegara con más dificultad la sangre al brazo. Por ello, notaba cada vez más pesadez en la mano, e incluso molestias a nivel del pectoral. Le hicieron varias pruebas de imagen que comprobaron que las arterias estaban sufriendo una compresión, sobre todo cuando elevaba los brazos, y tras un año de observación, le recomendaron una cirugía en la que retiraron la costilla o el tejido fibrótico de alrededor.

Y, tras esta cirugía, llegó Natalia a OSTEON.

Qué encontramos

La paciente nos contó que se encontraba mejor que antes de la cirugía, que incluso las uñas de los dedos de la mano se mostraban de nuevo rosas, y no blancas como antes.

Las nuevas pruebas de imagen mostraban un mejor paso de sangre en las arterias a nivel del cuello y hombro.

La elevación de los brazos estaba aún un poco limitada por la cicatriz de la cirugía. Y, al subir los brazos, notaba una corriente eléctrica en la mano que le resultaba extraña y molesta. El cuello estaba un poco limitado en algunos movimientos, aparentemente por tensión de la cicatriz.

Efectivamente, a la palpación la zona de alrededor de la cicatriz estaba más dura, la piel se desplazaba con dificultad. Al valorar la fuerza, Natalia no podía contraer pectoral ni bícpes debido a las molestias. Los tests neurodinámicos mostraban más tensión y aparición de síntomas en la mano, cuando dirigíamos la exploración al nervio mediano, o en general al plexo braquial.

Cómo tratamos a nuestra paciente

Aunque el problema principal de aferencia de sangre al brazo había mejorado, la cirugía había dejado los tejidos de cuello y hombro sensibles, inflamados, y con afectación de los tejidos neurales locales.

Determinamos como indicadores de la evolcuión de Natalia la capacidad de elevación del brazo, la capacidad de rotación-inclinación cervical, y el desarrollo de fuerza mediante un push-up o empuje de la pared.

Aplicamos técnicas de terapia manual en cuello y hombro, movilizaciones de estas estructuras, con especial atención al plexo braquial. Realizamos movilizaciones cutáneas y en profundidad para reducir la tensión de la cicatriz. Y diseñamos un programa de ejercicios específicos para ampliar las posibilidades de movimiento y fuerza.

Dado el pobre hábito deportivo de Natalia, insistimos en la importancia de realizar los ejercicios, fundamentales para una buena evolución de la paciente.

Cómo evoluciona a nuestra paciente

La evolución de Natalia fue lenta de inicio.

Como era de esperar, no hacía los ejercicios que le planteábamos, así que se nos ocurrió grabarle un video donde sencillamente tenía que imitarnos haciendo los ejercicios. No sirvió demasiado, así que decidimos involucrar a una amiga para echar una mano. Hicimos algunos cambios en el programa de ejercicio para añadir una parte aeróbica, y así las dos podían hacer los ejercicios en intervalos durante un paseo diario de 45 minutos.

Funcionó la idea sólo 2 semanas, cierto es, pero al menos Natalia continuó con los ejercicios más importantes, al ver que empezaba a notar más libertad al mover el brazo. A las 8 semanas de empezar el tratamiento, desarrolado con una sesión semanal, pasamos a una etapa más activa, con una sesión cada 3 semanas más basada en ejercicio, y a los 2 meses, damos el alta a Natalia. Se lleva un pequeño programa de ejercicio para continuar con ello y seguir mejorando en la fuerza de tren superior.

Y se lleva también algo de esperanza por nuestra parte de que los seguirá haciendo.

costilla cervical osteon

Deja un comentario

DATOS DEL CENTRO: OSTEON Alaquàs centro de fisioterapia - C/ Mare Josefa Campos 2 bajo, de Alaquàs 46970 Valencia España - Centro inscrito en el Registro Oficial de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios de la Comunidad Valenciana con el número 6043 - - - DOMICILIO SOCIAL: OSTEON ALAQUÀS SL – C/ 8 de març, 6-4 Alaquàs 46970 Valencia España– CIF: B98946601 OSTEON Alaquàs centro de fisioterapia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies