Nervios Cluneales y Dolor Lumbar

  • 2 julio, 2019
nervios cluneales carlos lopez cubas osteon

Nervios cluneales

Los nervios cluneales, o clúneos, son un conjunto de ramos nerviosos que inervan la piel de las nalgas. Las raíces nerviosas que los originan involucran a la columna torácica, lumbar y sacra. Los clasificamos por su topografía en nervios cluneales superiores, inferiores, mediales y laterales.

La función de estos nervios es recoger la sensibilidad cutánea del área posterior de la pelvis. La lesión de los mismos, por una mecánica adversa como la compresión, tracción o fricción excesiva o repetitiva, puede provocar síntomas en la zona inervada. El dolor lumbar y/o de la zona glútea es la presentación clínica más habitual.

Nervios cluneales superiores

Los nervios clúneos superiores están formados por los ramos dorsales de T12 hasta L3. Desciende por la zona lumbar manteniendo relación con el área de la fascia tóracolumbar y el cuadrado lumbar. A unos 7cm lateral a la línea media, cruza perpendicularmente la cresta ilíaca. Desde aquí, pasa al área cutánea superficial que tapiza el músculo glúteo mayor.

La lesión de estos nervios se relaciona con gestos deportivos que requieren mucha flexión de cadera. Los síntomas asociados son dolor lumbar y glúteo. El dolor es especialmente intenso alrededor de la zona medial de la cresta ilíaca

Nervios cluneales inferiores

Los nervios cluneales inferiores mantienen una íntima relación topográfica con la tuberosidad isquiática y la musculatura pelvitrocantérea. La situación lesional más habitual es la compresión mantenida en un asiento duro. Es frecuente encontrar estos nervios irritados en ciclistas. También como consecuencia de una lesión de la musculatura isquiotibial.

La presentación clínica habitual tras la compresión mantenida de los nervios clúneos inferiores es el dolor lumbar y pélvico. El dolor es muy parecido al dolor por neuralgia del pudendo. La diferencia es que en este caso, el dolor se limita a la zona lateral de ano y escroto/labio mayor, y nunca ano o labio menor o vagina.

Tratamiento con fisioterapia de las neuropatías cluneales

El primer paso para un tratamiento efectivo de cualquier neuropatía por atrapamiento es un buen diagnóstico. En este caso, es especialmente importante, ya que el diferencial con otras afectaciones nerviosas es primordial: nervio ciático, pudendo, femoral cutáneo posterior…

Las bases de tratamiento se fundamentan en la neurodinámica, en la optimización de la mecánica y mecanosensibilidad de los nervios afectos. La movilización del sistema nervioso, mediante la combinación correcta de componentes tóraco-lumbares, cutáneos y de cadera, sería un ejemplo de técnica. Otras formas de terapia manual pueden también resultar de ayuda.

El vendaje de descarga cutánea, con la intensidad y en la dirección óptima, constituye una oportuna herramienta más. Y, por último, el ejercicio terapéutico, como continuación a la neurodinámica pasiva, y como paso previo a la readaptación a las funciones deterioradas.

nervios cluneales carlos lopez cubas osteon neurodinamica

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies