Signos neurológicos

  • 12 marzo, 2019
Exploración_del_reflejo_miotendinoso_profundo_cuadricipital

Signos neurológicos, la expresión clínica del sistema nervioso

Cuando el sistema nervioso expresa clínicamente su disfunción o patología, lo hace mediante signos neurológicos.

Estos signos son los hallazgos que perseguimos identificar para determinar si el sistema nervioso está involucrado en el problema del paciente. Son los indicativos de que alguna o varias de las diferentes funciones del sistema nervioso están deterioradas. Puede ocurrir que las diferentes fibras nerviosas, sensitivas y/o motoras, no presenten una buena conducción. O que la integración y procesamiento de la información que conducen sea inadecuada.

Clasificación de los signos neurológicos

Existen varios criterios para clasificar los signos neurológicos. Una forma bastante operativa de hacerlo es acorde a su efecto sobre la capacidad de conducción de la información. Así, diferenciamos los signos neurológicos positivos (relacionados con hiperexcitabilidad del sistema nervioso, como parestesia, alodinia, espasmo), de los negativos (indicativos de depresión de la actividad del sistema nervioso, como hipoestesia, pérdida de fuerza muscular).

En base a si están presentes de forma continua, o es necesario realizar una maniobra para detectarlos, también podemos diferenciar los signos en espontáneos o evocados.

Y si atendemos al tipo de fibra afectada, hablaremos de signos neurológicos sensitivos (afectación de fibras aferentes) o motores (afectación de fibras eferentes).

Exploración de los signos neurológicos

Existen diferentes formas de valorar la presencia de signos neurológicos.

Las pruebas de electroconducción (electromiograma, electroneurograma…) nos ayudan especialmente a medir los signos negativos, especialmente aquellos en las que grandes fibras mielínicas están afectadas.

El examen físico de la conducción es una forma clínicamente más accesible de valoración. Se basa en diversas pruebas como la valoración de la sensibilidad cutánea, la capacidad de contracción muscular, los reflejos osteotendinosos, y otras diferentes pruebas.

La neurodinámica es capaz de valorar la mecanosensibilidad neural como forma de alodinia (dolor en respuesta a un estímulo no nocicetivo), y por tanto signo neurológico positivo.

examen neurologico reflejos osteon fisioterapioa carlos lopez cubas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies