Cupping, copas, ventosas y nervios cutáneos

  • 12 febrero, 2019

Cupping o uso de copas o ventosas

El cupping o uso de copas o ventosas aplicadas sobre la piel es una técnica utilizada en diferentes contextos. La mayoría de ellos, a mi entender, rodeados de un aura un tanto poco seria. Demasiado misticismo y romancería arrastra la técnica por su relación con la medicina tradicional china. Peor aún, mucho efectismo se le sumó al presentarse hace no mucho como causante de espectaculares hematomas en nadadores y otros deportistas de élite.

El caso es que, impartiendo una formación hace unos años, unos compañeros fisioterapeutas con mentes muy asentadas, me explicaron el uso que hacían con estas copas y una pistola succionadora que hasta entonces no conocía. Razonaron cómo las utilizaban para el tratamiento de cicatrices, y cómo en determinadas aplicaciones obtenían además una analgesia local moderada.

El tema de las ventosas salió a colación de las técnicas neurodinámicas dirigidas a los nervios cutáneos que estaba explicando. Los compañeros me animaron así a valorar la opción del cupping como técnica accesoria para movilizar la piel y con ello los nervios cutáneos. Y generar además ese efecto de descompresión que podía resultar clínicamente beneficioso.

Y a investigar el tema me puse.

¿que hace el cupping?

La terapia de cupping tiene un efecto biomecánico local en el tejido. Genera una presión negativa que causa tensión debajo de la superficie de la copa en el centro, mientras que comprime el tejido bajo los bordes de la copa.
La succión o presión negativa es mayor en el centro de la copa. Se ha demostrado que la tensión de tracción se extienden hasta la capa muscular del tejido en esta área. Las copas más grandes ejercen una mayor fuerza de tensión en un área más profunda que una taza más pequeña.

El efecto biomecánico, sobre todo en modalidades de aplicación estáticas en las que se deja la copa colocada durante un tiempo, a veces puede causar eritema, edema y equimosis en el lugar de colocación. Cuanto más tiempo se coloca la copa sobre la piel, más prominente puede ser la equimosis. Se ha informado que estos moretones disminuyen en el transcurso de varios días o semanas dependiendo del tiempo de aplicación y la intensidad de la presión.

Nuestro uso de las copas

Afortunadamente, en el uso que a mi me interesa, que es la movilización de los planos para actuar sobre los nervios cutáneos, la aplicación es dinámica. Colocamos un gel bajo la copa y realizamos deslizamientos de la misma en la dirección oportuna para actuar sobre el nervio afectado. Con lo cual nunca ha aparecido equimosis ni otro efecto reactivo extraño en nuestros pacientes.

Es una técnica que he aplicado principalmente en el tratamiento de pacientes con sensibilización de los nervios safeno, femoral cutaneo lateral y radial superficial.

Muy recientemente se publicó el siguiente artículo:

J Man Manip Ther. 2019 Feb;27(1):54-61. doi: 10.1080/10669817.2018.1514355. Epub 2018 Sep 14. Cupping with neural glides for the management of peripheral neuropathic plantar foot pain: a case study Escaloni J1Young I2Loss J3.

En el estudio, los autores valoran el uso de las copas en el tratamiento precisamente de un caso con neuropatia por atrapamiento en un nervio cutáneo. Este caso es el primero en describir el uso del cupping combinado con deslizamientos neurales en el diagnóstico y tratamiento del dolor neuropático periférico del nervio safeno que se diagnosticó previamente como fascitis plantar.

Un aporte más que interesante en el tema que nos ocupa.

Conclusiones, a día de hoy, y al menos para el uso que de ello hacemos en osteon, acerca del cupping

Hace un par de años, cuando publiqué la obra “Neurodinámica en la Práctica Clínica“, dediqué algunas páginas a hablar de otras técnicas relacionadas con la neurodinámica. Entre ellas, traté el tema de las técnicas instrumentadas, e hice una prudente mención a las ventosas.

El uso de ventosas, por el efecto de succión-descompresión que genera un efecto de despegamiento del tejido cutáneo respecto a planos tisulares profundos, puede resultar una técnica de alivio de la irritación mecánica de nervios cutáneos plausiblemente adheridos o comprimidos. Su administración en el tratamiento del dolor neuropático no ha sido investigada, y la selección del estímulo ejercido por la presión negativa mediante ventosas como forma de tratamiento debe limitarse a aquellos pacientes en los que aporte un alivio efectivo de los síntomas.

Carlos López Cubas en “Neurodinámica en la Práctica Clínica

Puede que el uso de las ventosas resulte una técnica de ayuda en el tratamiento de neuropatías periféricas de carácter más superficial. Será cuestión de seguir atento a las publicaciones al respecto, y sobre todo a la respuesta de nuestros pacientes.

One comment on “Cupping, copas, ventosas y nervios cutáneos

  1. JL FISIOS dice:

    Qué interesante!, gracias por tus reflexiones Carlos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies