Tendinopatía glútea

  • 14 mayo, 2018
Tendinopatia glutea bursitis cadera osteon fisioterapia Carlos López Cubas

Tendinopatía glútea, bursitis de cadera, bursitis trocanterea

La tendinopatía glútea, hasta hace no mucho (mal) etiquetada como bursitis de cadera, es un cuadro patológico en constante revisión. Por su frecuencia, relevancia, e importancia clínica.

Es frecuente en deportistas. Pero también lo es en población adulta no especialmente activa. La investigación sugiere que afecta a 1 de cada 4 mujeres mayores de 50 años. Además, su efecto sobre la calidad de vida es similar al de los cuadros más severos de artrosis de cadera.

El principal síntoma de la tendinopatía glútea es el dolor lateral en la cadera.

Se trata de un dolor insidioso, que se acentúa con acciones como correr, subir y bajar escaleras y permanecer sentado. También es común el dolor nocturno al dormir sobre ese lado. La realización de actividad física intensa provoca un aumento progresivo del dolor.

La estructura anatómica principalmente implicada es el músculo glúteo medio. En concreto, su inserción en el trocánter mayor del fémur. Y, dada la importante implicación en múltiples acciones de este músculo, participando en la estabilización dinámica de la cadera, su debilitamiento supone un importante déficit funcional.

Tratamiento de la tendinopatía glútea

Son muchas las cosas que se han hecho para mejorar la tendinopatía glútea. Y la evidencia clínica, y últimamente la evidencia científica, van dando respaldo a las opciones más óptimas.

Lo de mandar reposo, en esto como en la mayor parte de estas situaciones musculo-esqueléticas, ya no se lleva. Modificación de hábitos sí, pero mandar a la persona a que se tumbe a la bartola, nunca mais.

Las infiltraciones de corticoides, que regalan ocasionalmente analgesia a corto plazo, tampoco parecen una opción a defender a medio-largo plazo.

Education plus exercise versus corticosteroid injection use versus a wait and see approach on global outcome and pain from gluteal tendinopathy: prospective, single blinded, randomised clinical trial

La mejor opción, ateniéndonos a este reciente artículo de Mellor et al (2018) resulta ser, como no, el ejercicio terapéutico. Son 3 los objetivos de estos programas que, debidamente establecidos y controlados por el fisioterapeuta, constituyen la mejor opción para resolver la tendinopatía glútea:

  • Reentrenamiento funcional.
  • Activación y fortalecimiento específico de los músculos de la cadera y el muslo (especialmente los abductores)
  • Reeducación del control dinámico de la aducción de cadera durante la función.

Así que, en ello estamos, como en todo tendón que se queje y desbarate la biomecánica: ejercicio y ejercicio.

 

Tendinopatia glutea bursitis cadera osteon fisioterapia Carlos López Cubas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies