Tipos de dolor

  • 30 abril, 2018
patrones de dolor osteon carlos lopez cubas

De cómo un paciente describía su dolor, y de cuan preocupante le resultaba

Recientemente tuve una charla interesante con un paciente. Lo cierto es que la mayoría lo son, pero está me llamó en especial la atención.

El paciente me describía su dolor cómo claramente diferenciado a otros que había sufrido. De hecho, en su relato se simultaneaban dos situaciones de dolor. Y lo curioso es que el dolor de más intensidad no era el que le asustaba. Es más, hizo mención porque le pregunté concretamente acerca de ese otro dolor.

“Es una molestia intensa en la parte baja de la espalda, que se agudiza sobre todo cuándo flexiono adelante el tronco. Una intensidad de 7 en una escala de 1 a 10. Pero ese dolor ya lo tengo desde hace mucho.”

Pero no era ese el motivo de consulta. Lo que había hecho a mi paciente plantear como necesario una revisión era un dolor en la cara interna de la pierna y el tobillo.

“Lo que noto en la pierna y el tobillo es muy raro. No llega en la misma escala a una puntuación de 4. De hecho es bastante variable. Pero estoy seguro de que no es algo normal.”

Y con ese discurso entablamos conversación acerca de qué aspectos cualitativos hacían de ese dolor de la pierna algo tan preocupante.

De cómo un dolor nuevo resulta tan alarmante

Desde luego, y es algo que ocurre con frecuencia, lo que más asustaba era la novedad. La novedad y el desconocimiento de su significado. Es habitual que cuando aparece un síntoma por primera vez, éste sea más alarmante, e incluso a falta de significado inventemos uno, generalmente de forma catastrofista. La memoria de experiencias anteriores, sazonada por opiniones de quienes nos circundan, determinan está previsión pesimista no siempre justificada.

Y así nos fuimos centrando en aspectos cualitativos del síntoma. El paciente recordaba y reconocía molestias anteriores de tipo opresivo o punzante. Conocía el dolor postquirúrgico, por una cirugía hacia años de rodilla con alguna pequeña complicación. También el dolor de muelas, y por supuesto el dolor que aparece tras un traumatismo. Alguna vez se había hecho un corte, y dolió. También conocía el dolor posterior a un esfuerzo intenso no habitual, así como el relacionado con estar en una postura mantenida demasiado tiempo.

Pero no eran como su dolor actual.

De cómo establecer un patrón típico de dolor de cada tejido es complejo

Estuvimos hablando acerca de los patrones de dolor. De cómo diversos autores habían intentado tipificarlos. De cómo incluso algunos se habían atrevido a relacionar adjetivos a modo de descriptores del dolor proveniente de diversas fuentes. Le enseñé algunas diapositivas que empleaba hace años al hablar de razonamiento clínico, y algunos textos como éste:


patrones de dolor osteon carlos lopez cubas

Expresiones relacionada con el tipo de dolor presentado por las diversas estructuras (Magee 1997).

  • Hueso: profundo, persistente, sordo.
  • Músculo: pesado, insidioso.
  • Raíz nerviosa: agudo, punzante.
  • Nervio: agudo, vivo, tipo relámpago.
  • Nervio simpático: quemante, opresivo, punzante.
  • Vascular: Palpitante, difuso.

Expliqué al paciente que es algo que no me convencía demasiado. Le hablé de los diferentes mecanismos del dolor, y de cómo no siempre es el tejido el principalmente implicado en dicha experiencia de dolor. Le hablé de la nocicepción, del dolor inflamatorio, del dolor neuropático, y de las diferentes contribuciones del sistema nervioso central a la hora de modular de una u otra forma el dolor.

Y con esta conversación fuimos negociando hasta determinar que el dolor de la pierna y el tobillo podría ser neuropático.

De cómo hablar ayudó

No me entretendré en el examen físico y el tratamiento. Cambios intrasesión especialmente en pierna y no tanto en tobillo.

Dos o tres días después el paciente me envió un correo como habíamos acordado. En el me describía que había mejorado sensiblemente en un par de líneas. Pero sobre todo se explayó en indagaciones acerca del tema del que habíamos hablado.

Ese inusitado interés del paciente en el tema del dolor me hizo pensar que, seguramente, la educación alrededor del dolor, aunque en esta ocasión de forma no programada, ayudó. Y que muchas veces la cabezonería y la falta de disposición a aprender es la principal barrera para mejorar.

Etiquetas: , ,

2 comments on “Tipos de dolor

  1. DACIL MARTIN MENIX dice:

    Me gustaria que se explicase el significado de los diferentes tipos de dolor explicados, la mayoria no los entiendo

    1. Hola Dacil, en este link encontrarás mucha información al respecto por aquí.
      https://carloslopezcubas.com/category/dolor
      Un saludo,
      Carlos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies