Fractura de escafoides

  • 7 Febrero, 2017
fractura escafoides osteon fisioterapia alaquas

Fractura de escafoides

El escafoides es un hueso de la muñeca. Se encuentra en la primera hilera del carpo, y articula con muchos otros huesos. A nivel proximal, articula directamente con el radio. Medialmente, el escafoides se relaciona con el hueso semilunar, y distalmente, con el hueso grande, trapezoide y trapecio. Éste último lo relaciona con la columna de huesos del pulgar.

El escafoides es el hueso de la muñeca con más probabilidad de romperse.

Su fractura ocurre frecuentemente en relación con caídas en las que se aterriza sobre la mano. La extensión forzada, junto a la inclinación radial, comprimen de forma súbita e intensa el escafoides.

Tras estas caídas, muchas veces en ámbito deportivo, el paciente no necesariamente es consciente de que se ha roto el escafoides. Duele, pero no tanto como generalmente se piensa. El dolor aparece especialmente al movimiento de la muñeca o pulgar. También al palpar el espacio entre los tendones extensores del pulgar en la base de la muñeca: la tabaquera anatómica.

No obstante, la radiografía es la prueba necesaria para confirmar esta lesión. Permitirá el diagnóstico diferencial respecto a otras lesiones de mayor o menor relavancia.

Complicación de la fractura de escafoides

La fractura de escafoides es una entidad clínica compleja. Su gravedad se relaciona con el aporte de sangre a este hueso.

La  forma de vascularización del escafoides determinada que determinadas porciones del hueso sean muy avasculares.

Si el escafoides está fracturado en la parte media del hueso (cuello) o más cerca del antebrazo (polo proximal), la consolidación es más difícil. Ello es debido a que estas áreas del escafoides no tienen una buena irrigación de sangre. Es por ello que el tratamiento conservador (sólo inmovilizar), a veces resulta una opción insuficiente.

La pseudo-artrosis es una complicación habitual de las fracturas de escafoides no intervenidas quirúrgicamente.

La cirugía, mediante la aplicación de clavos o tornillos, o incluso un fijador externo, son opciones adecuadas para permitir una buena evolución de estas fracturas.

Fisioterapia en fracturas de escafoides

El éxito de la rehabilitación de las fracturas de escafoides va a depender del tratamiento de fisioterapia. Una administración correcta del movimiento y la carga son fundamentales.

Barbaridades como las movilizaciones pasivas precoces van a resultar nefastas. El trabajo propioceptivo, las movilizaciones activas asistidas y libres, medidas físicas para el control del edema, tratamiento de la cicatriz… serán medidas óptimas.

El siguiente video propone una serie de ejercicios que puede resultar útil. Adecuamos su administración y dosificación a la fase evolutiva del problema del paciente.


fractura escafoides osteon fisioterapia alaquas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies