Osteopatía Dinámica de Pubis

  • 9 Enero, 2017
osteopatía dinámica pubis osteon

Una de las lesiones “famosas” que vemos en consulta es la llamada osteopatía dinámica de pubis (ODP en adelante). Y decimos famosa ya que gracias a la popularidad del fútbol, y al bombo y platillo que cualquier lesión de un futbolista profesional recibe, antes o después va a aparecer en la sección de “deportes/fútbol” de los telediarios.

Osteopatía Dinámica de Pubis: otras denominaciones

A lo largo de los años, esta lesión ha recibido diferentes nombres: osteopatía u osteítis de pubis, hernia del deportista, pubalgia del atleta, dolor inguinal relacionado con el aductor o lesión inguinal crónica relacionada con el deporte.

La presentación clínica “de libro” consiste en un dolor en la sínfisis del pubis o en la zona de inserción de la musculatura aductora. Normalmente se inicia con un dolor inguinal, de instauración aguda o insidiosa. Otras zonas con posible dolor son la zona abdominal baja, el periné o incluso el escroto, añadiendo complejidad al diagnóstico. En general va a haber dolor a la palpación en la sínfisis púbica y en los tejidos blandos adyacentes. Este dolor puede aumentar al incrementar la presión intraabdominal al toser, estornudar o durante la maniobra de Valsalva.

Diagnóstico de la Osteopatía Dinámica de Pubis

El diagnóstico de la ODP es complicado debido a la complejidad anatómica de la zona

La complejidad anatómica de la zona debe sugerirnos cautela a la hora de establecer el diagnóstico. Requiere establecer un diferencial, por ejemplo, con:

  • la lesión de la musculatura abdominal, aductora, músculo iliopsoas,
  • una posible hernia abdominal,
  • una disfunción sacroiliaca,
  • fracturas pélvicas por estrés,
  • patología de cadera,
  • atrapamientos nerviosos (obturador o femoral), o
  • dolor  de origen discogénico (T12-L5).

Así mismo, requiere valorar la posibilidad de un origen urológico, ginecológico, relacionado con el embarazo, infeccioso, degenerativo-reumatológico, o el que nos ocupa en esta entrada que es el relacionado con la actividad deportiva.

Deporte y Osteopatía Dinámica de Pubis

La actividad deportiva va a ser clave. Deportes que incluyen la carrera, el salto, el pivote sobre una pierna, la flexión rápida de cadera y sobretodo aquellos en los que hay golpeo de balón con el pie, como el fútbol, van a ser factores de riesgo a la hora de desarrollar este tipo de lesión.

En muchos casos, tras una adecuada anamnesis y exploración física, una prueba complementaria como una radiografía de pelvis y cadera puede confirmar el diagnóstico. Los hallazgos típicos en radiografía incluyen la irregularidad de los bordes óseos, el ensanchamiento de la sínfisis,  esclerosis en las ramas púbicas y en las articulaciones sacroilíacas. Algunos autores recomiendan la radiografía en apoyo monopodal (flamingo views) para comprobar el alineamiento en carga en pacientes con posible inestabilidad púbica.

Existen diferentes explicaciones de la ODP

osteopatía dinámica pubis osteonEl origen del desorden no está muy claro. Se ha hipotetizado como posibles causas el desequilibrio muscular, la inestabilidad pélvica o el sobreuso crónico que recibe la articulación. De estas posibles hipótesis, el desequilibrio muscular entre la musculatura abdominal y la aductora de cadera parece ser lo más plausible. Ello es debido a que son músculos antagonistas y su desequilibrio resulta en fuerzas dispares sobre su inserción en el pubis.

Tal situación ocurre con frecuencia en deportes como el fútbol. El chut a portería siempre con la misma pierna puede generar dicho desequilibrio provocando una dismetría en la alineación de las ramas púbicas.

Tratamiento de la Osteopatía Dinámica de Pubis

El programa de tratamiento ideal para la ODP no existe. Éste debe individualizarse y atenerse a la clínica del paciente. En general, el tratamiento conservador es siempre la primera opción.

Dentro del programa conservador, los ejercicios de fortalecimiento de la musculatura lumbopélvica van a ser clave a la vez que la adaptación de la actividad deportiva al estado clínico del deportista.

Cuando el tratamiento conservador falla existe la opción de recurrir al tratamiento quirúrgico. La cirugía ofrece la posibilidad de fijación de la articulación mediante una placa atornillada a las ramas púbicas, o la resección de parte de la misma. En cualquier caso y como en muchas otras lesiones, la dosificación de la actividad y la prescripción del ejercicio adecuado van a ser la clave en el manejo del paciente con ODP.

Para los que queráis profundizar más en el tema os adjuntamos las referencias utilizadas en esta entrada:

Mandelbaum, B., & Mora, S. A. (2005). Osteitis pubis. Operative Techniques in Sports Medicine, 13(1), 62-67. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies