Paro cardíaco y muerte súbita en maratón

  • 10 Noviembre, 2016
paro cardiaco corredores

Ya queda muy poco para la Maratón de Valencia 2016 y son unos cuantos de nuestros pacientes  los que van a participar en ella, la mayoría tras un largo periodo de entrenamiento.

Recientemente los medios de comunicación se han hecho eco de acontecimientos fatales en carreras de larga distancia que han acabado con la muerte de algún corredor debido a problemas cardiacos. Obviamente estas noticias generan todo un cúmulo de opiniones alrededor provocando un estado de alarma generalizado, no solo entre los corredores sino en su entorno.

taller entrenamiento core corredoresSiendo un tema sensible en el mundo del atletismo popular quisimos abordarlo en la última edición del taller “COMPLETANDO TU ENTRENAMIENTO” que anualmente realizamos en la clínica y decidimos revisar la bibliografía científica para ver qué es lo que dicen los expertos al respecto.

Ciencia detrás del paro cardíaco en corredores

Fruto de la preparación del taller encontramos un artículo en el que se analizaba la repercusión de estos problemas en media maratón y maratón en Estados Unidos. Para ello, los autores desarrollaron el registro RACER (The Race Associated Cardiac Arrest Event Registry) de todos los eventos deportivos (maratón-42,195 m y media maratón-21,097 m) realizados entre el año 2000 y 2010.

“Fruto de la concienciación de los beneficios que el ejercicio regular tiene sobre la salud el número de participantes en estos eventos se duplicó entre 2000 y 2010”

Lo primero que llama la atención de los resultados del estudio es que el número de participantes  de dicho periodo pasó de aproximadamente uno a dos millones, seguramente fruto de la concienciación de los beneficios del ejercicio regular sobre la salud, multiplicándose por 20 el número de atletas que acabaron una maratón desde 1976.

“Los problemas cardiacos están relacionados con la distancia recorrida debido al estrés fisiológico al que se somete al organismo”

En este periodo se registraron 59 casos de parada cardiaca, bien en carrera o hasta una hora más tarde de la finalización, es decir 1 de cada 184.000 participantes. La incidencia fue mayor durante la maratón que durante la media maratón (entre 3 y 5 veces más riesgo en maratón), más entre hombres que entre mujeres y mayoritariamente durante el último cuarto de la carrera.

Aunque el número de problemas cardiacos aumentó cada año, también lo hizo el número de participantes por lo que las proporciones se mantuvieron, siendo similares durante los primeros y los últimos 5 años del estudio.

“los supervivientes fueron los corredores mayores y con más experiencia”

41 de los participantes con parada cardiaca murieron, es decir 1 de cada 259.000 participantes. En la mayoría se detectó una patología cardiaca subyacente (cardiomiopatía hipertrófica principalmente).  Se analizó toda la información clínica de 31 de los participantes afectados, concluyendo que los supervivientes eran los más mayores y con mayor experiencia en este tipo de carreras además de haber recibido una rápida asistencia sanitaria y reanimación cardio-pulmonar.

“Un factor pronóstico positivo fue recibir una rápida reanimación cardiopulmonar”

Las causas se pueden consultar en el siguiente esquema:

paro cardiaco corredoresA pesar de la alarma social que pueden generar estos casos, los autores sugieren que el riesgo asociado a este tipo de actividad deportiva es bajo y no es mayor que el asociado a otras actividades físicas vigorosas por lo que como norma general no recomiendan la realización de una prueba de esfuerzo previa a la participación debido a la gran cantidad de falsos positivos que se dan en personas asintomáticas siendo recomendada para grupos especiales de riesgo.

En general, nuestra recomendación es afrontar este tipo de pruebas deportivas con una buena planificación del entrenamiento y teniendo experiencia en distancias menores antes de dar el salto y sobretodo pensar que el riesgo es bajo y no mayor riesgo que ante otra actividad física vigorosa.

Kim, J. H., Malhotra, R., Chiampas, G., d’Hemecourt, P., Troyanos, C., Cianca, J., … & Baggish, A. L. (2012). Cardiac arrest during long-distance running races. New England Journal of Medicine, 366(2), 130-140.

Etiquetas: ,

2 comments on “Paro cardíaco y muerte súbita en maratón

  1. Runplastic dice:

    Hola, buenas tardes y enhorabuena por el blog, siempre muy interesante, claro y directo.
    En este caso, me ha surgido la duda ante la afirmación de que “como norma general no es necesario una prueba de esfuerzo” para este tipo de competición. Me sorprende porque tenía entendido que sí que se recomendaba a pesar de que mucha gente no lo hace. ¿Cuáles son por tanto esos grupos especiales de riesgo en los que sí que se recomienda?
    Un saludo y gracias por divulgar toda esta información en vuestro blog.

    1. Pablo Gómez Contreras dice:

      Hola,
      en primer lugar gracias por comentar y por el interés en el blog.
      Respondiendo a su pregunta decirle que en el artículo se comenta que en general no se ha recomendado la prueba de esfuerzo debido a la baja incidencia de eventos cardiacos relacionados con el ejercicio en pruebas de larga distancia y a la cantidad de los falsos positivos. En relación a los falsos positivos comentados, la Guía de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en pruebas de esfuerzo describe la exactitud del test diagnóstico con una sensibilidad del 67% y una especificidad del 72% en general pero siendo estos datos muy variables en función de la severidad de la patología cardiaca y de muy baja especificidad y sensibilidad en patología cardiaca poco evolucionada . Además citando textualmente “la posibilidad de un falso positivo puede producir un estado de ansiedad en el paciente y generar implicaciones desfavorables en el ámbito laboral y de las compañías de seguros, por lo que el uso de la prueba de esfuerzo en individuos sanos asintomáticos no debe ser recomendada”. Además se comenta que el riesgo de sufrir un evento cardiaco en estas modalidades deportivas no es mayor que haciendo otras actividades físicas vigorosas en las que la alarma social no es tan alta.
      En cuanto a los factores de riesgo mencionados se relacionan con el sexo, la edad, la historia previa, antecedentes familiares, índice de masa corporal elevado, tabaquismo, colesterol, diabetes e hipertensión arterial en general.
      Sin embargo comentarle que desde el punto de vista del entrenamiento y la preparación física, la prueba de esfuerzo puede ser muy útil ya que nos permite una evaluación de la capacidad funcional del deportista lo cual nos ayudará en la prescripción y el control de las cargas de trabajo.
      Espero haber contestado su pregunta y para más información le dejo este enlace (http://www.revespcardiol.org/es/guias-practica-clinica-sociedad-espanola/articulo/10804/) de la Sociedad Española de Cardilogía en referencia a la prueba de esfuerzo.
      Un saludo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies