Reencuentro con la anatomía en Valladolid

  • 23 marzo, 2015

Este fin de semana he estado en Valladolid.

Desde hace más de 10 años están desarrollando bajo el nombre de FMO (Máster en Fisioterapia Manual y Osteopatía), una formación de 2 años de postgrado para Fisioterapeutas, a la que me propusieron participar hace un tiempo.

En esta ocasión, mi compañera María Plaza y yo, hemos desarrollado el temario de Neurodinámica en la Práctica Clínica: hemos hablado de razonamiento clínico, palpación del sistema nervioso, movilización del sistema nervioso, planteado casos clínicos, … en fin, intentado que integren la neurodinámica en el resto de formación que están recibiendo en el master y sobretodo en su práctica clínica diaria.

Ha estado bien.

Y ha habido algo que lo ha hecho aún mejor. Dentro del programa formativo, los alumnos del FMO tienen la oportunidad de acceder a prácticas de anatomía con preparados de disección, y los organizadores, Miguel Ángel y Fede nos invitaron a participar para reforzar los conocimientos de neuroanatomía necesarios para el posterior desarrollo de nuestro temario.

Y la experiencia ha sido de lo más productiva.

Los profesores Juan Francisco Pastor, Mercedes Barbosa y Félix de Paz nos mostraron una serie de preparados anatómicos en seco para revisar algunas bases de osteología y posteriormente subimos a la sala donde realizan las disecciones en cadáver, donde pudimos observar, palpar y relacionar las diferentes porciones del sistema nervioso con el resto de la anatomía en su versión más realista.

FMO osteon Carlos Lopez Cubas 1

Los preparados anatómicos mostraban con claridad la médula, sus meninges y las emergencias de raicillas que conformaban cada una de las raíces nerviosas, plexos braquiales perfectamente definidos, la disposición intrapélvica de nervios como el femoral o el obturador y la continuidad de estructuras como el nervio safeno o el nervio cubital.

La calidad y calidez de la exposición por parte de los docentes era muestra clara de una sincera pasión por su trabajo, algo que no daba pie a la indiferencia ante lo que nos estaban presentando.

Tras ello nos enseñaron el Museo Anatómico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, con una colección de piezas naturales y artificiales que enriquecieron aún más este acercamiento a la anatomía. Y no solo a la anatomía humana, ya que el Profesor Pastor, como estudioso y amante de la Anatomía Comparada, nos ilustró con curiosas píldoras de información a tal respecto. Nos enteramos, por ejemplo, de que el único mamífero que presenta más de 7 vértebras cervicales es el perezoso, y más curioso aún es el hecho de que una especie de perezoso, tiene más de la cuenta (9) y otra especie, también de perezoso, sólo dispone de 6 vértebras cervicales.

Escuchando todo esto nos rodeaban esqueletos de jirafas, leones, murciélagos y monos,  cráneos de elefantes e hipopótamos, modelos anatómicos de cera y algunas plastinaciones.

La guinda la puso la visita a dos anfiteatros que, considerando que nos encontrábamos en un edificio dedicado al estudio de la medicina desde hace más de 600 años, nos trasportó a ese pasado en el que alumnos hambrientos de saber observaban desde la altura las labores de anatomistas entregados a la enseñanza.

FMO osteon Carlos Lopez Cubas 2

Ha sido una experiencia muy estimulante de acercamiento al conocimiento y la historia de algo tan precioso como el estudio de la anatomía humana.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies