#3N

  • 7 noviembre, 2012

La fisioterapia tiene la culpa.

La culpa de que un grupo de 8 elementos, Eduardo Fondevila, Ruben Tóvar, David Aso, Raúl Ferrer, Arturo Such, Vicente Lloret, Carlos Castaño, y un servidor, Carlos López, cada uno de un rincón de nuestra España, cada uno con sus circunstancias, encontrásemos un interés común que justificase la asociación.

Un interés a su vez compartido por muchos más fisioterapeutas, animados a opinar y fortalecer con ello la inteligencia colectiva alrededor de la fisioterapia.

Un afán por aprovechar los recursos que internet nos presta, para que toda voz tenga su peso, y sea reconocida por el mensaje y no el trasfondo.

Un empeño por dar fuerza y consistencia a una profesión que lo merece, de limpiar las telarañas y otras porquerías que parecen evitar que se alce y reclame su valor como corresponde.

¿pretencioso? sin duda, es lo que me permite un blog, y no lo haría otro medio…

Fisioterapia sin Red es consecuencia de ello, y que seamos los 8 que seamos responde, sin más, a la autoría de esos estimados blogs que desde hace años criamos con cariño.

La jornada que hace unos días conseguimos organizar, y en la cual acabamos reunidos más de 200 fisioterapeutas, y un grupo de estudiantes cercanos a serlo (un aplauso a ellos por su apuesta desde los inicios), pienso que cumplió el objetivo principal (conocer la forma de trabajar desde diferentes enfoques clínicos), pero también nos permitió reunirnos y comprobar que somos muchos para tirar del carro.

Muchos (¿todos?) salimos de la jornada más orgullosos de nuestra profesión.

Y ahora… ¿qué?

Ahora, a no desaprovechar la inercia, y hacer el “qué” entre todos, ok?

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies