Dos pasos para salvar una vida

  • 11 noviembre, 2010

El “boca a boca”, como técnica de reanimación, llega a su fin.

The Lancet publicó recientemente los resultados de un estudio afirmando que las posibilidades de sobrevivir a un infarto de corazón (en adultos y estando fuera de un hospital) son mayores, y las secuelas menores, en el caso de utilizar el masaje cardíaco en el pecho (las compresiones a nivel del esternón), respecto a combinarlo con la ventilación “boca a boca”.
Esta medida hace más sencillo aprender y recordar el procedimiento a seguir:
112 + compresiones
Además, en Estados Unidos, donde ya ha calado la medida, se ha visto como prescindir del “boca boca” ha animado a la gente a actuar en estas circunstancias. La repulsión al contacto o el miedo a no hacerlo bien suponía un rechazo a intentarlo.
Ahora falta que la novedad se extienda al conocimiento popular, y se incluya en los diferentes programas de educación.
De momento, y a pequeña escala, ya somos bastantes los bloggeros que hemos incluido la noticia en nuestros rinconcitos de la red.
Aquí teneis el link al artículo
.
Etiquetas:

One comment on “Dos pasos para salvar una vida

  1. ¡¡¡Si señor!!!…Que gran verdad…Yo doy clases de RPG a socorristas 2 veces al año y siempre he defendido esta teoría…

    Es una maravilla que por fin se vaya poniendo en conocimiento de las personas.

    Un abrazote enorme!!!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies