noviembre 11, 2010

Dos pasos para salvar una vida

El “boca a boca”, como técnica de reanimación, llega a su fin.

The Lancet publicó recientemente los resultados de un estudio afirmando que las posibilidades de sobrevivir a un infarto de corazón (en adultos y estando fuera de un hospital) son mayores, y las secuelas menores, en el caso de utilizar el masaje cardíaco en el pecho (las compresiones a nivel del esternón), respecto a combinarlo con la ventilación “boca a boca”.
Esta medida hace más sencillo aprender y recordar el procedimiento a seguir:
112 + compresiones
Además, en Estados Unidos, donde ya ha calado la medida, se ha visto como prescindir del “boca boca” ha animado a la gente a actuar en estas circunstancias. La repulsión al contacto o el miedo a no hacerlo bien suponía un rechazo a intentarlo.
Ahora falta que la novedad se extienda al conocimiento popular, y se incluya en los diferentes programas de educación.
De momento, y a pequeña escala, ya somos bastantes los bloggeros que hemos incluido la noticia en nuestros rinconcitos de la red.
Aquí teneis el link al artículo
.

One Reply to “Dos pasos para salvar una vida”

Deja un comentario