Drenaje Manual en osteon

¿Qué es el drenaje manual?

OSTEON Alaquàs Valencia Fisioterapia drenaje manual linfatico circulatorioEl drenaje consiste en un masaje que pretende activar un sistema circulatorio que no está funcionando del todo bien o que se encuentra saturado por cualquier causa, como puede ser un esguince de tobillo.

Son dos los sistemas circulatorios de vaciado en los que se puede centrar, el sistema venoso, que trasportan sangre pobre de oxigeno, y el linfático que contiene linfa.

El objetivo principal es movilizar el líquido acumulado en una estructura o parte del cuerpo, al que llamamos edema. Podemos diferenciar claramente dos tipos de edema según el sistema afectado. La principal diferencia entre ambos es el líquido del que están formados.

 

El Sistema Venoso

Cuando se produce un fallo o saturación del sistema venoso, el líquido que se acumula tiene más proporción de agua, por lo que el edema es más blando. Esto nos permite que las maniobras utilizadas en nuestro masaje se realicen desde las zonas más alejadas del corazón o distales (por ejemplos pies y manos), hacia las zonas más proximales (como pueden ser la cadera y el hombro). El sistema venoso, necesita del bombeo de las estructuras que le rodean, como los músculos, para poder hacer llegar la sangre hacia el corazón cuando la corriente va en contra de la gravedad.

Esta es una de las razones por las que las maniobras que utilizamos para activar y mejorar su funcionamiento consiste, generalmente, en fricciones y bombeos del miembro que estamos tratando. Con esto se pretende llevar el exceso de líquido a los vasos más grandes para facilitar así su eliminación.

El Sistema Linfático

Cuando el que falla es el sistema linfático, la cantidad de agua del edema es mucho menor, como consecuencia, es más duro y las técnicas que se utilizan deben ser diferentes. Por lo general, se empieza vaciando las partes más proximales para dejar sitio al líquido que, posteriormente haremos subir de las zonas distales. Se trabaja poco a poco el miembro con pequeños movimientos que no implican la fricción de la piel. A diferencia del sistema venoso, el sistema linfático tiene la capacidad de bombear de forma autónoma el líquido que contiene en sus vasos. De esta forma, cuando la finalidad del drenaje es activar este sistema, es necesario respetar su ritmo de bombeos por lo que es muy lento y cuidadoso, haciendo mayor hincapié en las regiones donde se encuentran los ganglios linfáticos. Estos ganglios linfáticos, son pequeños almacenes de linfa, que además se encargan de filtrarla. El grupo de ganglios proximales más cercanos a la zona afectada, será la diana hacia la que dirigiremos el exceso de líquido que pretendemos eliminar.

 

Importancia de la especificidad y corrección del tratamiento

Es importante conocer la anatomía de la estructura que vamos a trabajar, para poder dirigir bien el edema hacia su evacuación, al igual que el sistema circulatorio que queremos activar para poder favorecer la eliminación, lo más rápido posible, de estas acumulaciones de líquido que tan molestas resultan en ocasiones.

Independientemente del drenaje, hay otro sistema circulatorio que muchas veces se ve beneficiado por la terapia manual. Se trata del sistema arterial. Cuando es la circulación arterial la que no funcional de forma adecuada, el problema principal con el que nos encontramos, es la falta de sangre en determinadas zonas del cuerpo, que provoca isquemia y desnutrición en los tejidos afectados. A través de masajes, se puede activar esta circulación para proporcionar más sangre a determinadas zonas del cuerpo, paleando ese déficit de oxigeno. Las maniobras dirigidas al sistema arterial siempre son en sentido descendente, de proximal a distal, ya que, al estar irrigadas por vasos más pequeños, son las zonas distales las que tienden a cursar con este tipo de disfunción. Similar al caso de los drenajes venosos, las maniobras principales se basan en técnicas de bombeos y fricción, para dirigir la sangre a la zona afectada.

Son amplios, diversos e imprescindibles nuestros sistemas circulatorios, por lo que es importante cuidarlos y entendernos, ya que cada caso requiere unas necesidades específicas que se deben cumplir para obtener los mejores resultados en nuestro tratamiento.

Deja un comentario