Comunicación, discusión y ciencia

  • 28 noviembre, 2016
ciencia neurodinamica critica

Simplemente me apetece hacer mención a un hecho que encuentro loable en el maremagnum de las publicaciones científicas.

Aunque es en referencia a un reciente artículo en concreto, su respuesta por parte de otro grupo de investigadores, y posterior argumentación del autor, creo que puede servir de forma representativa.

A partir de los resultados obtenidos a partir de una experimentación, muchas veces hay formas de marear artísticamente la perdiz para extraer conclusiones convenientes. Al empezar un estudio, se plantean unas hipótesis, se establecen los criterios que describen a los sujetos que van a participar, y las variables que se van a medir. Muchos meses después, lo ético es informar de estos resultados con honestidad y un tratamiento estadístico coherente.

Pero es bien sabido que esto no siempre ocurre.

Muchas veces, indebidamente, los autores escogen de todos los resultados aquellos cuyo tratamiento puede resultar conveniente (no hablamos de eliminar, inventar o cambiar datos, eso es mucho más lamentable). Ese mismo tratamiento estadístico a la vez puede hacer malabares con los datos y convencer matemáticamente hasta el infinito y más allá a gusto del consumidor. Y, por último, tenemos las conclusiones en las que muchos autores a veces se explayan para justificar la razón que tienen en base a unos datos que no siempre soportan esos argumentos.

A modo de ejemplo, el artículo que inspira estas reflexiones investigó el efecto de las movilizaciones neurodinámicas en pacientes con dolor crónico lumbar y en miembro inferior.

G. Ferreira, et al. J Physiother, 62 (2016), pp. 197–202 Article

Entre los resultados, encontró que en algunas variables había mejoría estadísticamente significativa (follow-up a 4 semanas), y en otras no (follow-up a 2 semanas). Y así de transparente hizo tal descripción.

Tanto que poco después otros autores acusaron de acumular errores en la interpretación, así como la selección de variables.

T. Hall, et al. J Physiother. (2016) http://dx.doi.org/10.1016/j.jphys.2016.09.001 In press

No mucho después, de hecho hace 6 días, el autor del artículo original se defendió con argumentos harto plausibles, entre ellos el hecho de que si hubiesen directamente quitado resultados (la medición a 2 o 4 semanas), como es frecuente para resultar más sorprendente, nadie se hubiese quejado de tal interpretación. También defendió la idoneidad de las variables seleccionadas para medir la mejoría, que en contra de la réplica de los otros autores, para nada eran de menor calidad que las propuestas por ellos.

Appraisal. Author response to Hall et al Giovanni FerreiraUniversidade Federal de Ciências da Saúde de Porto Alegre, Porto Alegre, Brazil. Available online 22 November 2016

En fin, vino a decir que, sacrificando el efectismo y el impacto, optó por la transparencia.

Mi intención no es dar más razón a unos u otros, algo para lo que no estoy cualificado, sino sencillamente aplaudir el hecho de que se discuta acerca de metodología tan abiertamente para dejar claro el por qué del tratamiento de los datos. Eso ayudará un poco a que sea más fácil fiarse de lo que cuentan entre tanta rocambolesca parafernalia alrededor de la articulitis aguda que sufre hoy el mundo de la ciencia.

ciencia neurodinamica critica

Deja un comentario