Reflexión post-olímpica

  • 22 agosto, 2016
Olimpiadas Río 2016 fisioterapia

Rio 2016. Clausuradas quedan otras Olimpiadas.

Atrás quedan los pres. Vidas dedicadas a entrenamientos, lesiones, ergogenia más o menos lícita, preparativos…

Adelante esperan los posts. Medallas que para unos suponen nuevas oportunidades, algunas de verse esponsorizadas por multinacionales, otras más humildes de iniciar una vida con recursos menos austeros.

Incluso quedan por delante proyectos postergados por el evento. No deja de resultar llamativo que 2 de nuestras gimnastas, esas jóvenes que con tal belleza y coordinación de movimientos ganaron una medalla de plata, vayan a pasar por quirófano tras su Inmaculada competición.

Fisioterapia y deporte olímpico

Mucho para reflexionar, pero por el espacio en que lo comparto, limítome a un aspecto que gratamente me ha llamado la atención. Y es el reconocimiento casi incondicional a la figura del fisioterapeuta.

No son pocos los atletas que han corrido a abrazar a su fisioterapeuta para celebrar una victoria o lamentar una derrota.

No han sido pocas las declaraciones con agradecimientos en prensa a la incesante labor del fisioterapeuta en la recuperación de esos castigados cuerpos, tras eternos entrenamientos y múltiples lesiones.

Al calor, aliento, abrazo, soporte, esfuerzo, conocimiento, sentimiento, al estar ahí en tantos momentos, ofrecido por entrenadores, preparadores, compañeros de equipo, familiares, se ha visto en estas Olimpiadas, y con protagonismo, unida la figura indispensable del fisioterapeuta.
Una figura que ya, indiscutiblemente, ha calado en tantos sectores de la sociedad, y sin duda en el deportivo.

Es buena señal, por el reconocimiento, y por las posibilidades que ofrece para el desarrollo de la práctica deportiva.

Olimpiadas Río 2016 fisioterapia

One comment on “Reflexión post-olímpica

  1. MARIA DEL CARMEN HURTADO GONZALEZ dice:

    Carlos, gracias por tu reflexión postolimpica,es muy acertada .
    Es cierto que la sociedad cada día es más consciente y está mejor informada de nuestra profesión y de nuestros abordajes terapéuticos .
    Un abrazo compañero

Deja un comentario