Padrino de mis queridos alumnos

  • 27 junio, 2016
Graduacion 2016 fisioterapia raquel carlos inma

La semana pasada se celebró la graduación de los alumnos que terminaban la carrera de fisioterapia en la Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Valencia.

Y allí ejercí de padrino.

Parece ser que les dieron a elegir a los alumnos qué profesor querían que fuese el encargado de darles el discurso en la graduación, y así acabé elegido como padrino y orador.

Huelga decir la enorme ilusión que, pese a disimularlo un poquito, me generó tal deferencia. Es bonito que tus alumnos te tengan en tal consideración, e intenté preparar un discurso acorde a tal responsabilidad.

Aquí os dejo un extracto del mismo. La presentación tenía sentido en el evento, y allí quedó. La conclusión también prefiero dejarla en lo expuesto en el acto, para mis alumnos, que era a quien iba dirigida. Esta es una parte que encuentro más divulgativa y divagativa de mitad del discurso, y aquí os la dejo.

 

Extracto del discurso de graduación, junio 2016, Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Valencia

El caso es que aquí estáis vosotros ahora, recién llegados a esta profesión.

Y, lo cierto, es que de bienvenida os encontráis con una deuda con la misma. Porque creciendo como profesionales, tenéis que hacer con ello que crezca la profesión.

Hoy, un paciente acude a 5 fisioterapetuas distintos, y es fácil que reciba 5 diagnósticos distintos, 5 tratamientos diferentes, y 5 recomendaciones a ver cual más dispar. Y esto debe ir cambiando.

De las diferentes profesiones sanitarias, la sociedad requiere diferentes servicios.
Si la sociedad necesita de la fisioterapia nueces, asegurémosle nueces: no castañas, ni avellanas: nueces. Hoy en día hay consenso suficiente como para saber lo que es una nuez y lo que no.
Y vosotros, recién llegados, estáis en una posición privilegiada. Nada mejor que plantar jóvenes nogales, asegurar que crezcan con los cuidados oportunos, para que así pronto ofrezcan esas necesarias nueces.
¿Podría servir injertar otros árboles con esquejes de nogal? Quizá. En cualquier caso, siempre será mejor invertir en un buen nogal que intentar convencer a un olmo para que dé nueces.

(…)

Así que, nuevos nogales, aquí estáis para empezar una nueva carrera. Una carrera ajena a la protección académica de una Universidad, con unas nuevas normas que no están tan claramente publicadas, ahora es el día el día el que os aprueba u os suspende.

Dentro de nada estaréis frente a un paciente, y ese será el reto que pondrá a prueba vuestra formación, vuestra capacidad, y vuestra integridad. Y ese será el inicio de esta nueva carrera en la que definiréis el profesional que queréis ser.

Hace unos días, tras un viernes especialmente complicado en la clínica, mis compañeros de fatigas compartieron como reflexión el que la fisioterapia es una de las profesiones más difíciles. No encontré argumentos para desmentirles, y más en vista de la enorme variabilidad clínica de los pacientes a los que acostumbramos tratar por allí.

Sin embargo, y como siempre hay versiones para todos los públicos, también es muy fácil hacer de la práctica de la fisioterapia algo tremendamente sencillo.

Se le llama protocolos.

Y es curioso, porque, seguramente gracias a los dos gloriosos comodines con los que contamos los fisioterapeutas, muchas veces funcionan.

Estos comodines son:

  1. la manía que tiene al organismo de curarse y evolucionar satisfactoriamente de la mayorñía de situaciones con tan sólo dejarlo estar, incluso pese a lo que a veces le hacemos, y
  2. el efecto placebo, que hace malabares neurofisiológicos para, promovido por la sugestión, el condicionamiento y las expectativas, hacer que los pacientes se sientan mejor sólo con dejarlos que nos miren.

Pero, queridos nogales, son 4 años estudiando, y lo mucho que os queda, para terminar acompañando la evolución natural a curarse y administrando placebo.

Además, esto no siempre vale.

(…)

No me refería a eso cuando reclamaba vuestra capacidad e integridad profesional.
Porque al niño mucoviscidótico a quien tenéis que ayudar, con eficacia, a limpiar los mocos que no le permiten respirar,

al hemipléjico que, 6 meses después del ictus aún no consigue dar 10 pasos, abrir los dedos de la mano o articular una frase de más de 6 palabras

al paciente con un dolor invalidante que no le permite trabajar, que ni siquiera puede permanecer atento a otra cosa que no sea su sufrimiento, y que no consigue conciliar un sueño de más de 3 horas… a ese paciente cuyas horas de insomnio le invitan a todo menos a encontrar razones para afrontar el día que le espera cada mañana.

a ninguno de estos tres paciente les sirven los comodines
ni les sirven las técnicas efectistas, mágicas y maravillosas,
ni las charlas de comercial de aquellos que se basan en el “esto a mi me funciona”,
ni la alta tecnología que últimamente se nos vende como tan necesaria

Estos pacientes necesitan mucho más

necesitan una praxis basada en un razonamiento clínico y un cultivado sentido común
necesitan de nosotros un saber estar, un saber hacer profesional y respetuoso
necesitan de nosotros una empatía y una verdadera voluntad y devoción por ayudarles

Esas son las nueces que espero aprendáis a ofrecer.

Graduacion 2016 fisioterapia raquel carlos inma

con mis practicosas Raquel e Inma

2 comments on “Padrino de mis queridos alumnos

  1. mariaplazacarrasco dice:

    Sin duda no podían elegir mejor padrino, al igual que yo no podía elegir mejor maestro
    Frd: padawan 🙂

    1. Gracias, padawan, gracias
      🙂

Deja un comentario