Fascitis plantar, o el dolor al primer paso

  • 28 abril, 2016
fascitis osteon 1_opt

La fascitis plantar

El nombre de “fascitis plantar” resulta cuanto menos conocido para muchos, bien sea por experiencias propias, o ajenas. Esta lesión afecta a la fascia plantar, una banda gruesa de tejido poco elástico distribuido a modo de sandalia, conectando el talón con los dedos en la planta del pie. Su afectación inflamatoria, o muchas veces degenerativa, recibe el nombre de fascitis plantar o fasciosis plantar.

La fascitis plantar es la causa más frecuente de dolor de talón según los datos publicados en EEUU(1)

Se trata de una lesión en la que típicamente, el paciente comienza a notar dolor localizado en la zona interna del talón que puede ir aumentando con el paso del tiempo. Este dolor suele ser más intenso por las mañanas, especialmente al levantarse y dar los primeros pasos aunque también puede aparecer  al iniciar la marcha después de pasar un rato sentado. Actividades como cargar peso, caminar o correr también pueden provocar dolor siendo una de las lesiones que suele aparecer en corredores (2). Muchas veces el paciente se extraña ya que no ha tenido ningún traumatismo en la zona que le haga sospechar del origen de su dolor y éste desaparece al rato de estar funcionando después de levantarse, aunque al final del día el dolor puede ser constante (3). Para evitar el dolor, a veces el paciente tiende a un apoyo mayor de la parte anterior del pie para evitar la presión en el retropie, observándose una alteración de la marcha (4).

Aunque las pruebas de imagen no son necesarias en muchos casos, sí que pueden aportar información a la hora de realizar un diagnóstico diferencial (5). En la radiografía lateral del pie puede aparecer el denominado espolón calcaneo, aunque no está claro que éste sea el motivo del dolor ya que puede estar presente en pacientes sin fascitis plantar. En ecografía se puede observar un engrosamiento de la fascia y zonas hipoecoicas que indican desorganización histológica, aunque en muchos casos la entrevista y la exploración física del paciente nos darán suficiente información para un adecuado diagnóstico sin pruebas complementarias.

radiografia fascitis plantar espolon calcaneo fisioterapia

Factores de riesgo de fascitis plantar

Los factores de riesgo relacionados con la fascitis plantar se pueden agrupar en intrínsecos y extrínsecos. Los factores de riesgo intrínsecos, relacionados con el propio paciente, incluyen edad entre 40 y 60 años, obesidad, pie plano, pie cavo, limitación de la dorsiflexión de tobillo y rigidez del tríceps sural. Los factores de riesgo extrínsecos relacionados con el entorno y el entrenamiento incluyen correr en superficies duras, caminar descalzo, un incremento súbito  de la intensidad y volumen de entrenamiento, y caminar o estar de pie durante mucho tiempo (6).

Aunque se trate de una lesión bien descrita en la bibliografía a nivel clínico, los mecanismos patobiológicos que la desencadenan no están suficientemente claros. Algunos autores prefieren utilizar el término fasciopatía, y de la misma forma que la patología tendinosa evolucionó del concepto tendinitis a tendinosis y finalmente de manera más genérica a tendinopatía, la fascitis plantar parece estar evolucionando de la misma manera (fasciosis, fasciopatía) debido a sus similitudes a nivel histológico con el tendón.

En la fasciopatía plantar se ha observado que no existe un proceso inflamatorio claro (6)

fascitis plantar osteon fasciosisEl análisis al microscopio de una fascia lesionada muestra cambios degenerativos, deterioro de las fibras de colágeno, aumento de proteínas en la sustancia fundamental, aparición de áreas focales de proliferación fibroblástica y aumento de la vascularización, por lo que uno de los tratamientos de elección es el ejercicio terapéutico. 

Sin embargo, y a pesar de que las características clínicas de la “fascitis plantar” están claras, es necesario establecer un diagnóstico diferencial con otras talalgias de origen neural, óseo o por atrofia de la grasa plantar del talón.

fascitis plantar osteon fasciosis diagnosticoLas siguientes imágenes, junto a la información obtenida en la entrevista y el resto de exploración, pueden ayudar a establecer dicho diagnóstico diferencial, el cual debe ser realizado siempre por un profesional sanitario.

1-fascitis plantar

2-atrofia de la grasa plantar del talón

3-atrapamiento del nervio de Baxter

4-fractura de estrés

5-síndrome del túnel del tarso

 

 

 

[1] Riddle, D. L., & Schappert, S. M. (2004). Volume of ambulatory care visits and patterns of care for patients diagnosed with plantar fasciitis: a national study of medical doctors. Foot & ankle international, 25(5), 303-310.

[2] (2016). Management of plantar fasciitis in the outpatient setting. Retrieved April 22, 2016, from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27075037.

[3] Agyekum, E. K., & Ma, K. (2015). Heel pain: A systematic review. Chinese Journal of Traumatology, 18(3), 164-169.

[4] Goff, J. D., & Crawford, R. (2011). Diagnosis and treatment of plantar fasciitis. American family physician, 84(6), 676.

[5] (2016). Management of plantar fasciitis in the outpatient setting. Retrieved April 22, 2016, from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27075037.

[6] Lemont, H., Ammirati, K. M., & Usen, N. (2003). Plantar fasciitis: a degenerative process (fasciosis) without inflammation. Journal of the American Podiatric Medical Association, 93(3), 234-237.

 

Deja un comentario