Entrenamiento de fuerza en niños

  • 28 enero, 2016
entrenamiento fuerza niños osteon fisioterapia judo

 

¿Entrenar la fuerza en niños hará que no crezcan?

El entrenamiento de fuerza en niños causó y continua causando hoy día una gran controversia, al menos a pie de calle.

Muchos son los padres que nos preguntan si el entrenamiento de fuerza de sus hijos puede ser contraproducente, persistiendo sobretodo la creencia de que dicho entrenamiento va a condicionar la estatura de sus hijos.

 

Entrenamiento de fuerza de niños, sí, pero…

A día de hoy, existe suficiente consenso internacional entre diversas asociaciones vinculadas a la salud y el entrenamiento, que sustenta la participación supervisada de los niños y adolescentes en entrenamientos de fuerza por estar reconocida su seguridad y eficacia para la mejora de la salud y el rendimiento (1), y es que no debemos olvidar, que existen múltiples formas de trabajo de fuerza.

Los detractores del entrenamiento de fuerza en niños argumentaron en su momento que la falta de carga hormonal en edad prepuberal haría totalmente ineficaz el entrenamiento de fuerza y que suponía un riesgo innecesario para los niños. Además aportaron estudios en los que no se mostraba una mejora del rendimiento, muy probablemente por defectos metodológicos.

entrenamiento fuerza niños osteon fisioterapia judo

 

Beneficios del entrenamiento de fuerza en niños

Actualmente esta argumentación se ha superado y existe suficiente evidencia de los beneficios de este tipo de entrenamiento. A día de hoy sabemos que (2):

  • Aumenta el rendimiento en habilidades motrices (correr, lanzar, saltar) y cualidades físicas (debido a efectos neurofisiológicos más que estructurales)
  • No existen evidencias científicas que hayan podido demostrar mayores índices de lesión en niños y adolescentes que practican entrenamientos de fuerza que aquellos que practican otras modalidades de ejercicio físico deportivo. Además, se ha demostrado su utilidad en la prevención de lesiones. En este sentido resulta destacable que la inactividad física es por sí misma un factor de riesgo que predispone a la lesión, hasta el punto que los adolescentes con sobrepeso u obesidad tienen más del doble de posibilidades de lesión que sus homólogos con normopeso
  • La práctica regular en actividades físico deportivas con soporte del propio peso y con alto contenido de acciones de fuerza en particular son potentes estímulos osteogénicos que pueden ayudar a conseguir una mejor salud ósea.
  • No se han documentado efectos adversos sobre el crecimiento lineal o la estatura final
  • Actualmente, tanto niños como adolescentes no son tan activos como deberían por lo que cualquier práctica física va a ser beneficiosa para ellos. Tradicionalmente se ha recomendado el ejercicio aeróbico para niños y jóvenes con obesidad o sobrepeso, sin embargo éstas actividades pueden resultar duras y poco motivantes por lo que algunos expertos recomiendan entrenamientos centrados en ejercicios de fuerza
  • En la actualidad no existe una limitación de edad para poder comenzar con la participación de los niños y adolescentes en entrenamiento de fuerza correctamente supervisado. En general en el momento en  que el niño esté capacitado para iniciarse en actividades deportivas también lo estará para poder comenzar con entrenamientos de fuerza tomándose como referencia los 7-8 años. No obstante un reconocimiento médico previo debería ser recomendable

Desde nuestro punto de vista, el debate no debería centrarse tanto en SI/NO se debe entrenar la fuerza en niños, sino el tipo de entrenamiento de fuerza que se debe hacer. Además, como dice el Dr. Julio Tous, “la fuerza es la única cualidad física básica, sólo a partir de la cual pueden expresarse las demás” por lo que el entrenamiento de fuerza es inherente a cualquier entrenamiento.

  1. Lloyd RS, Faigenbaum AD, Stone MH, Oliver JL, Jeffreys I, Moody JA, et al. Position statement on youth resistance training: the 2014 International Consensus. Br J Sports Med. 20 de septiembre de 2013;bjsports – 2013-092952.
  2. Pena G. Iniciación al entrenamiento de fuerza en edades tempranas: revisión. R E V T N U Z E Med Deporte. Aceptado el  7 de enero de de 2015;

2 comments on “Entrenamiento de fuerza en niños

  1. Rafa Muñoz Pujol dice:

    Muy interesante Carlos. Sin embargo, si me permites exponer mi punto de vista, creo que tal vez sería conveniente retrasar ese trabajo de fuerza hasta los 10 años (inicio de la categoría Alevín). Y no por el hecho de que antes lo considere contraproducente (lo explicas muy bien en el artículo), sino porque considero que si centramos la etapa de los 8-9 años (e incluso antes) en realizar un buen trabajo de coordinación tanto general como específica para el deporte, la transferencia al trabajo de fuerza puede ser muy positiva y, por tanto, podríamos obtener un mayor beneficio a nivel de desarrollo motor. Por lo demás, ¡me parece un artículo genial! 🙂

  2. Hola Rafa, soy Pablo, Carlos me dejo un hueco en su blog y aproveche para meter una de mis primeras entradas. Me parece muy acertado tu comentario especialmente para todos aquellos que apenas disponen de 2 horas de entrenamiento semanales con niños de las edades que comentas . Sin embargo existen muchas posibilidades de integrar el trabajo de fuerza en tareas de coordinación con lo cual estaríamos aprovechando el tiempo de entrenamiento trabajando ambas. Esto es especialmente importante en deportes donde fuerza y coordinación son cualidades fundamentales como por ejemplo el judo. Si además esto se hace de forma jugada que es la mejor forma para que el niño aprenda pues mucho mejor. Muchas veces se asocia el entrenamiento de fuerza a un trabajo analítico o de gimnasio pero existen diversos métodos de entrenamiento de fuerza, y más si la entendemos como la cualidad base para la expresión de todas las demás.
    Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario