Hablemos de dolor neuropático: ¿y eso qué es?

  • 5 marzo, 2015

Durante este mes vamos a hablar de dolor neuropático. Y digo vamos porque Eva Sierra y yo vamos a compartir nuestras divagaciones al respecto, y quedáis invitados el resto a participar de la charla.

osteon rayos neuronas 1

Eva:  ¿Se te ha dormido alguna vez una piernaestando sentado en el suelo? ¿Has sentido alguna vez un calambre al golpearte en el codo?

Carlos: ¿has sufrido alguna vez un intenso dolor de muelas? ¿o te ha dado la sensación de un bocado en la nalga asociado a dolor el resto de la pierna?

Eva: Sí es así, entonces, ya sabes lo que es que un nervio se queje. Imagina que tu problema fuera ese: tu nervio se rebela y no sabe cómo parar porque no encuentra la postura. Duele, a veces sin sentido, sin una causa que lo desencadene. Te despierta por las noches, con hormigueos, calambres o punzadas. Alguna de estas cosas puede pasar si tenemos un dolor neuropático.

Carlos: Es un dolor desconocido, que no asocias a otro dolor sufrido anteriormente, bastante más desagradable y que por tanto te desencadena reacciones de ansiedad y preocupación. Un dolor menos amigable de lo normal.

Eva: ¿Qué es un dolor neuropático, entonces? Recientemente, se ha revisado esta definición. Hoy en día lo conocemos como aquel dolor que aparece como consecuencia directa de una lesión o enfermedad que afecta al sistema somatosensorial (Treede et al., 2008).

Carlos: es un dolor que refleja la afectación del propio sistema nervioso y que supone una desorganización de muchas de sus funciones, como la interpretación y proyección de las sensaciones y las órdenes motoras.

Eva: Este tipo de dolor en muchas ocasiones se pasa por alto y no se diagnostica. Y como todos sabemos, lo que no se diagnostica no se trata adecuadamente. Las consecuencias de este mal manejo se ven reflejadas en el grado de sufrimiento de los pacientes, que en ocasiones desemboca en una disminución de la calidad de vida (IASP, 2010).

Carlos: el dolor neuropático debe entenderse como una enfermedad y no un síntoma. La naturaleza del dolor es avisarnos de que algo falla para poner en marcha la respuesta defensiva o protectora adecuada. Y es así lo que ocurre en el caso del dolor nociceptivo, en el que existe una experiencia de dolor como respuesta a estímulos mecánicos, térmicos o químicos agresivos. Pero esto no es el caso del dolor neuropático, en el qué el dolor relacionado con la insalubridad del sistema nervioso no nos está avisando de un problema en los tejidos que inerva. Es un dolor que por definición es inútil porque no nos protege de nada. Sencillamente incordia, y mucho.

Eva: Si indagamos por el dolor neuropático en la población española, se ha estimado que en torno al 11.8% el número de personas lo padecen (Pérez C, Saldaña MT, Navarro A, Vilardaga I, 2009). Algunas de las características que comparten estos pacientes es que la media de duración del dolor es elevada, entre 12 a 23 meses. Si analizamos la intensidad del dolor percibida, la media de las puntuaciones es superior a 6/10 en una escala visual analógica (Pérez C, Saldaña MT, Navarro A, Vilardaga I, 2009). Por lo tanto, el dolor neuropático por lo general es de larga duración, y como tal, lleva asociado un alto gasto sanitario (IASP, 2010)

Carlos: Y más elevado aún si observamos que la mayoría de tratamientos que se administran son absurdos y no han demostrado su eficacia terapéutica. Sólo hay que ver la cantidad de antiinflamatorios no esteroideos y relajantes musculares que se recomiendan a estos pacientes y que no les ayudan para nada.

Eva: A estas alturas os estaréis preguntado qué es lo que hace de especial al dolor neuropático. Bien. Aunque esto será motivo de otra entrada os recuerdo que, a diferencia del dolor nociceptivo, el dolor neuropático tiene su origen en el propio sistema nervioso (Cohen, 2014).

 

Cohen, S. P., & Mao, J. (2014). Neuropathic pain: mechanisms and their clinical implications. BMJ (Clinical Research Ed.),348(feb05_6), f7656. doi:10.1136/bmj.f7656

IASP. (2010). Diagnosis And Classification of Neuropathic Pain. Pain Clinical Updates, XVIII(7), 1–6.

Pérez C, Saldaña MT, Navarro A, Vilardaga I, R. J. (2009). Prevalence and characterization of neuropathic pain in a primary-care setting in Spain: a cross-sectional, multicentre, observational study. Clin Drug Investig, 29(7), 441–50.

Treede, R.-D., Jensen, T. S., Campbell, J. N., Cruccu, G., Dostrovsky, J. O., Griffin, J. W., … Serra, J. (2008). Neuropathic pain: redefinition and a grading system for clinical and research purposes. Neurology, 70(18), 1630–5. doi:10.1212/01.wnl.0000282763.29778.59

 

Deja un comentario