Hablemos de dolor neuropático: ¿y eso cómo se trata farmacológicamente?

  • 26 marzo, 2015

Tras presentar hace unas semanas de qué se trata el dolor neuropático, y de los niveles a los que afecta, seguimos hablando, en esta ocasión, del tratamiento farmacológico del dolor neuropático. Y, para aquellos que se alarmen al leer a dos fisioterapeutas hablando de fármacos, os animo a relajar el semblante, porque nos limitamos a transmitir lo que está escrito al respecto, para entender cómo nuestros pacientes vienen, con mayor o menor oportunidad, medicados.

osteon rayos neuronas 3

Eva:  A pesar de que se han publicado recomendaciones basadas en la evidencia para el tratamiento farmacológico (D. E. Moulin et al., 2007), las características del dolor neuropático que sufren los pacientes son muy particulares, como hemos comentado ya en las citadas entradas anteriores. Esto supone que el manejo del dolor neuropático no sea una tarea fácil. En el caso de que nuestros pacientes estén tomando medicación, no es de extrañar que algunas personas no respondan al tratamiento, o que solo encuentren  un alivio parcial de los síntomas o en el peor de los casos, sufran sus efectos adversos. Para esta entrada, os recomiendo un artículo reciente, publicado en abierto aquí. No obstante, hemos decidido hacer un pequeño resumen para los que tengáis más dificultades con el inglés

Carlos: Los fármacos que han demostrado utilidad, y entran en las guías de recomendación correspondientes, para el tratamiento del dolor neuropático son medicamentos con una acción farmacocinética bastante compleja, bastantes efectos secundarios, y que actúan a varios niveles principalmente del sistema nervioso central.

Eva: Podemos hablar de medicamentos de primera línea, que son aquellos que han demostrado su eficacia mediante estudios con un diseño de buena calidad. Es decir, estudios realizados lo suficientemente bien en cuanto a metodología para que podamos confiar en su eficacia (D. Moulin et al.).

Carlos: Hablamos de los fármacos anticonvulsivantes del tipo de los gabapentinoides. Gabapentina y pregabalina se sitúan en los primeros puestos de recomendación a tal respecto.

Eva: Estos anticonvulsivantes se han estudiado fundamentalmente en la neuropatía diabética y en la neuralgia postherpética. La carbamazepina sigue siendo el fármaco de primera elección en la neuralgia del trigémino idiopática (Zakrzewska, 2010).

Carlos: Ciertos antidepresivos también se encuentran como fármacos de primera línea en el tratamiento del dolor neuropático.

Eva: Los antidepresivos tricíclicos, como la duloxetina o la venlafaxina, han mostrado un alivio significativo del dolor neuropático  en numerosas patologías, aunque de nuevo las más estudiadas han sido la neuralgia postherpética y la neuropatía diabética (D. Moulin et al.).

Carlos: De forma coadyuvante, los médicos también pueden recetar opiáceos débiles como el tramadol, y fuertes como la hidromorfina, oxicodona, fentanilo, etcétera.

Eva: Los opiáceos débiles están incluidos en el grupo de analgésicos de segunda línea. En el caso del tramadol, debe ser administrado con precaución debido a sus efectos secundarios, sobre todo, en mayores (Duhmke, Cornblath, & Hollingshead, 2004). Los cannabinoides formarían parte de los analgésicos de tercera línea. Y finalmente, dentro del grupo de analgésicos de cuarta línea, encontraríamos los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, metadona o lidocaína tópica, entre otros.

Carlos: Además de la aplicación de parches de lidocaína, la capsaicina también parece encontrarse, aunque con controversia y siempre con cautela, dentro de las medidas tópicas para el tratamiento local de determinadas formas de dolor neuropático (Kamchatnov et al. 2014). Algo parece claro, y es que los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o diclofenaco, poco o nada de efecto parecen tener sobre el dolor neuropático.

Eva: Por último, me gustaría hablar sobre la opción de combinar varios fármacos de los descritos arriba. A día de hoy, los estudios disponibles no permiten recomendar una combinación específica de medicamentos para tratar el dolor neuropático, aunque estos estudios sí exponen varias razones para la farmacoterapia combinada.

Carlos: Lo que era de esperar es que para el tratamiento de una forma de dolor tan complejo difícilmente iban a aparecer soluciones fáciles y totalmente efectivas.

 

  1. Duhmke, R. M., Cornblath, D. D., & Hollingshead, J. R. F. (2004). Tramadol for neuropathic pain. The Cochrane Database of Systematic Reviews, (2), CD003726. doi:10.1002/14651858.CD003726.pub2
  2. Moulin, D., Boulanger, A., Clark, A. J., Clarke, H., Dao, T., Finley, G. A., … Williamson, O. D. Pharmacological management of chronic neuropathic pain: revised consensus statement from the Canadian Pain Society. Pain Research & Management : The Journal of the Canadian Pain Society = Journal de La Société Canadienne Pour Le Traitement de La Douleur, 19(6), 328–35. Retrieved fromhttp://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=4273712&tool=pmcentrez&rendertype=abstract
  3. Moulin, D. E., Clark, A. J., Gilron, I., Ware, M. A., Watson, C. P. N., Sessle, B. J., … Velly, A. (2007). Pharmacological management of chronic neuropathic pain – consensus statement and guidelines from the Canadian Pain Society. Pain Research & Management : The Journal of the Canadian Pain Society = Journal de La Société Canadienne Pour Le Traitement de La Douleur, 12(1), 13–21. Retrieved from http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=2670721&tool=pmcentrez&rendertype=abstract
  4. Zakrzewska, J. M. (2010). Medical management of trigeminal neuropathic pains. Expert Opinion on Pharmacotherapy, 11(8), 1239–54. doi:10.1517/14656561003767449
  5. Kamchatnov PR, Evzelman MA, Abusueva BA, Volkov AI. [Capsaicin in treatment of neuropathic pain]. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova. 2014;114(11):139-44. Review. Russian. PubMed PMID: 25629137. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25629137

Deja un comentario