Movilización neural para el dolor neuropático

  • 19 mayo, 2014

Pocas son las cosas que funcionan en el tratamiento del dolor neuropático.

Cirugía, farmacología y fisioterapia ofrecen resultados vagamente mediocres, y la gran discapacidad relacionada con esta forma de dolor, y sus signos de alteración de la motricidad y sensibilidad asociados, merma a entre un 3 y un 8% de la población.

Dentro de las herramientas a disposición de los fisioterapeutas, la neurodinámica o movilización del sistema nervioso se plantea como una opción especialmente orientada al tejido fuente del dolor neuropático. Pese a la complejidad de esta presentación clínica, en la que diversas áreas del sistema nervioso central están implicadas, la posibilidad de que, mediante la aplicación de movimiento debidamente administrada resulte de ayuda, merece una atención especial.

De ahí los esfuerzos de múltiples investigadores por comprobar los efectos de este tipo de terapia manual.

Un reciente estudio ha reforzado la situación actual de la movilización neural en el tratamiento del dolor neuropático.

The neural mobilization technique modulates the expression of endogenous opioids in the periaqueductal gray and improves muscle strength and mobility in rats with neuropathic pain. Fabio Martinez Santos, Leandro Henrique Grecco, Marcelo Gomes Pereira, Mara Evany Oliveira, Priscila Abreu Rocha, Joyce Teixeira Silva, Daniel Oliveira Martins, Elen Haruka Miyabara and Marucia Chacur

Sus autores han provocado una neuropatía a un grupo de ratas, y han comparado la evolución clínica de aquellas que han recibido sesiones de movilización neural respecto a aquellas que no han recibido tratamiento.
La lesión provocada ha sido una intervención quirúrgica para, mediante unas ligaduras, constreñir el nervio ciático de las ratas. Tras un par de semanas de la lesión experimental, comenzaron con las sesiones de movilización neural, 10 sesiones en concreto, para posteriormente medir los resultados.

OSTEON ciático ratas

El procedimiento es algo más complejo, y la elección de aquellos signos a medir, especialmente los relacionados con los mecanismos del dolor, así como el tratamiento e interpretación de los resultados, también lo son, razón por la cual animo a los especialmente interesados en el diseño del estudio a su revisión.

Como resumen de los resultados, los investigadores encontraron una mejora en la locomoción, que se observó en animales tratados con movilización neural en comparación con los animales no tratados. Los animales tratados mostraron un aumento en la fuerza tetánica máxima del músculo tibial anterior del 172% en comparación con el grupo control. También obtuvieron datos que proporcionan evidencia de que la técnica de movilización neural facilita el alivio del dolor mediante la modulación analgésica endógena.

Un gran paso, uno más.

 

Deja un comentario