Fabricar una MIRROR BOX

  • 17 febrero, 2014

Cansado de cambiar tantas veces el espejo, e incluso la caja entera, de la mirror box de la clínica, he optado por fabricarme una en plan casero, para ver cómo funciona, y de paso para ayudar a mis pacientes a fabricar la suya.

La mirror box, o caja espejo, es una herramienta que utilizamos los fisioterapeutas dedicados al tratamiento de dolores complejos para intentar mejorar la salud representacional de nuestros pacientes, para intentar que las áreas del sistema nervioso que no consiguen mapear la anatomía con precisión, ajusten sus funciones. En concreto, la mirror box se plantea especialmente útil cuando existe un dolor en una mano o un pie, bien por un estado de gran desacondicionamiento de los mecanismos del dolor en el mismo (como en el síndrome doloroso regional complejo), o incluso en ausencia del mismo (como en síndrome de dolor del miembro fantasma en amputados).

La ilusión óptica relacionada con la asimilación del reflejo del miembro sano contralateral, es una fuente potente de estímulos que, bien regulados, pueden ser de utilidad para reorganizar los desórdenes representacionales. La reeducación de estas representaciones mediante el uso de una caja espejo implica la movilización del miembro contralateral al afectado mientras el paciente observa en el espejo cómo se refleja este movimiento, lo que visualmente simula una movilización del miembro afectado. Es un trabajo que requiere una cuidadosa supervisión y dosificación, ya que un mal uso de la misma puede resultar en un empeoramiento del dolor y discapacidad del paciente.

El caso es que, con una caja de un robot de cocina (de esos que prometen hacerlo todo automáticamente pero que acaban dando más faena que una clásica olla en la encimera), y un espejo de las tiendas multiprecio, me he construido una mirror box, y he hecho un reportaje gráfico del proceso, que aquí os detallo con la esperanza de que os resulta de utilidad.

mirror box_opt

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (1)_opt

Reunamos material; una caja, puede servir la de un microondas, un espejo, cinta adhesiva de dos caras, y/o cola blanca

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (2)_opt

Abrimos la caja y despegamos los laterales para invertirla (así quedará más discreta (distraerá menos) por fuera). Retiramos el marco del espejo.

  

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (3)_opt

En los 2 laterales más pequeños, dibujamos un agujero lo suficientemente amplio para que quepa la mano o el pie

 

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (4)_opt

Troquelamos los dos agujeros en los laterales de la caja

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (5)_opt

Con la cinta adhesiva a dos caras, y en mi caso, para asegurar (y porque no sé qué es mejor para pegar cristal al cartón), pegamos el espejo a uno de los laterales grandes de la caja

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (6)_opt

Un poco de presión y paciencia para que se pegue bien (no es imprescindible que sea con las obras completas de Sherlock Holmes, pero reconozcamos que le da glamour)

 

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (8)_opt

Montamos la caja de nuevo, quedando los agujeros enfrentados y el espejo en uno de los laterales grandes si hemos hecho todo bien

 

Mirror box Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia (7)_opt

Y ya tenemos nuestra MIRROR BOX para empezar a trabajar

 

6 comments on “Fabricar una MIRROR BOX

  1. Mastropiero dice:

    ¡Fenomenal! Llevo unos meses pensando que tenía que hacer uno para el centro de salud, a ver si después del capítulo de bricomanía me animo por fin. ¿No te es un poco incómodo para el antebrazo dejar el borde inferior del agujero? Gracias y saludos cordiales.

    1. Pues puede ser que si estorba lo acabaré dejando plano, cierto es

  2. Mariana dice:

    Buenas tardes Carlos,
    encantada de leer tu blog.
    Te escribo porque me ha surgido un caso en la consulta (aún no he valorado a la paciente, sólo tengo una montaña de informes de todos los profesionales por los que ha pasado), diagnosticada de Distrofia Simpática Refleja en un pie, o como lo llamamos ahora, Síndrome Doloroso Regional Complejo, con 5 años de evolución, y que fue consecuencia de un esguince de tobillo inmovilizado durante un mes.
    Lo curioso del caso es que la principal secuela es una pérdida total de sensibilidad.
    Había pensado en utilizar terapia de espejo (entre otras cosas). Al leer esta entrada, y después de que algun compañero me aconsejara que me pusiese en contacto contigo, te escribo por si tuvieses alguna experiencia en este tipo de casos.
    Me sería de gran ayuda tu opinión,
    gracias.

    1. Hola Mariana,
      Precisamente hace una semana dimos de alta a un paciente con características parecidas, pero de una evolución algo menos larga.
      Si, como comentas, el dolor no es actualmente el mayor de los problemas, sino la hipoestesia, tienes muchas herramientas para trabajarla, pero yo sin duda utilizaría también el espejo.
      Anímale a hacerlo en casa, además de ejercicios de reeducación sensitiva.
      Un saludo

      1. Mariana dice:

        Hola Carlos.
        Muchas gracias por contestar tan rápido.
        La idea sería trabajar ejercicios que le ayuden a adquirir información sensorial (tacto, roce, presión, peso, cinestesia…). ¿Pero podrías ayudarme un poco más con el enfoque del tratamiento? Además de los ejercicios de reeducación, ¿utilizaste algun otro tipo de terapia (por ejemplo masaje, manipulaciones o tu especialidad: neurodinámica)? ¿con qué frecuencia veías al paciente? ¿cuánto tiempo se prolongó el tratamiento?

        Perdona el bombardeo de preguntas, nunca había visto un caso como este, y tampoco sé si tu blog es el sitio adecuado para pedirte ayuda.

        Muchas gracias por adelantado!

Deja un comentario