Paciente activo

  • 31 diciembre, 2012

Animar al paciente a asumir un rol activo es fundamental.

Es más, quitar la etiqueta “paciente” hacia un término que implique y destaque la participación de la persona en su proceso, no estaría nada mal.

Es lógico delegar responsabilidades relacionadas con el tratamiento en el paciente, aceptando la realidad de que el problema realmente es suyo, que es quien sufre las consecuencias del mismo, generalmente en forma de dolor, alteración del movimiento y la función.

Mi función como fisioterapeuta es echar una mano (muchas veces literalmente) para dirigir y acompañar la evolución del proceso, alentando a los tejidos a moverse mejor, sin excesos ni defectos, corrigiendo y proponiendo, educando.

La función del paciente es saber comunicar lo que le ocurre, plantear sus objetivos, colaborar en el tratamiento, cumplir las tareas propuestas y agarrar fuerte el timón en su progreso.

Arriba Carlos Lopez Cubas OSTEON Alaquas Fisioterapia

El paciente que se esfuerza por conocer lo que le ocurre, y sobre todo qué puede hacer él para ayudar a su resolución (¿Es conveniente que deje de entrenar, o mejor reduzco la intensidad y probamos?)

el paciente que demanda explicaciones desde una visión crítica acerca de las propuestas de tratamiento para su problema (¿Y lo que me estás haciendo en la rodilla, exactamente para qué es?)

el paciente que respeta y valora la forma en que medimos su evolución para objetivar la recuperación (Pues aunque la molestia sigue ahí, entiendo que si sube más y mejor el brazo, esto va bien)

el paciente que exige especificidad en la indicación de medidas de autotratamiento que proponemos (¿Cuántas repeticiones de este ejercicio y cuantas veces al día?)

Ese es el paciente activo,

el que me pido para el 2013!

 

¡Feliz Año Nuevo a Todos!

One comment on “Paciente activo

Deja un comentario