Plastinación

  • 11 octubre, 2012
plastinación

Las técnicas de momificación practicadas por los egipcios, en un contexto ritual, siguen hoy en día asombrando al presentar cadáveres en un estado de conservación relativamente bueno.

Pero aún más admiración generan los especimenes que actualmente nos ofrecen las técnicas de plastinación.

Gunther von Hagens, al que podemos considerar el padre de la plastinación moderna, comenzó allá por los 70 a cambiar la forma de conservación de tejidos biológicos.

En vez de envolverlos en siliconas (¿recordáis los mosquitos conservados en ámbar que en Jurassic Park permitían “reinventar” unos cuantos dinosaurios?), planteó el inyectar estos polímeros para permitir una presentación más cercana en apariencia al tejido vivo.

El proceso comienza con una disecación (inyectando formol por las arterias para detener la descomposición), después deshidratan y eliminan las grasas solubles de los tejidos sumergiéndolos en un disolvente, tipo acetona. La tercera fase supone una impregnación o baño en silicona, seguido de una introducción en cámara de vacío, que permite la salida de la acetona y la penetración del polímero en las células. El proceso finaliza con alguna técnica de endurecimiento de los tejidos por medio de la exposición a un gas o radiación.

El Dr. Roy Glover y su equipo han ido perfeccionando la técnica de plastinación, y hace unos años se plantearon utilizarla con fines educativos, de una forma un tanto arriesgada, al ofrecer sus preparados anatómicos al público general como piezas de museo.

Pese a su intención instructiva, la idea generó algún escándalo en sus inicios, pero creo que podemos afirmar que el experimento “Bodies Revealed” ha sido un rotundo éxito. Personalmente, disfruté admirando los preparados anatómicos más reveladores que he podido contemplar, y en ningún momento advertí en tal exposición un defecto de seriedad o respeto a la profesionalidad y el buen gusto.

Recientemente encontré en una revista de difusión general un artículo con unos preparados de símiles características, pero de animales. ¡Anatomía comparada en plena expresión!

Al parecer, la plastinación como recurso educativo seguirá ofreciendo sorpresas y dando que hablar.

 

Etiquetas:

One comment on “Plastinación

  1. Jontxuz dice:

    Muy interesante e impactante la idea de la plastinación, aún recuerdo cuando hice un viaje a Madrid a ver la exposición de Bodys, coincido contigo lo vi muy serio y profesional, nada de morbo ni otras historias, es verdad que impresiona pero el lado didáctico y educativo prevalece.

Deja un comentario