Filum terminale y Arnold Chiari

  • 8 agosto, 2012
Arnold Chiari

Un rudimento atrófico de la médula fetal.

Así describen los manuales clásicos de anatomía el filum terminale.

Una continuación distal de la médula espinal, en forma de tejido conjuntivo, de algo más de 20cm, que llega a su fin como ligamento coccigeo, y que se encuentra rodeada de estructuras nerviosas a las que conocemos como cola de caballo (nervios lumbares inferiores, sacros y coccígeo).

Esta estructura de gran elasticidad reaparece en los escritos de neurodinámica, destacando la obra de Michael Shacklock, dotándole de un rol de amortiguador de las tensiones excesivas del neuroeje, asumiendo su importancia durante movimientos como la flexión de la columna vertebral.

Pero es realmente al investigar más acerca de esta estructura cuando, al verla relacionada con la malformación de Arnold Chiari, soy consciente de la posible relevancia de la misma.

Esta malformación consiste en un defecto estructural y la subsiguiente ubicación anormal del cerebelo en la base del cráneo, con descenso del vermis por el foramen magnum. Aunque la variabilidad de la clínica es grande, lo más frecuente es una presentación con suboccipitalgia y cefalea, junto a diferentes déficits neurológicos espinales y de pares craneales.

En los últimos años se está investigando la repercusión de la tensión del filum terminale en la malformación de Arnold Chiari. Bajo la teoría de que la tracción caudal, por la tensión que esta estructura produce a nivel medular, es responsable de la herniación de las amígdalas cerebelosas, se ha basado el procedimiento quirúrgico de sección del filum terminale.

La descompresión cráneo-cervical (descompresión del foramen magnum con craniotomía suboccipital y laminectomía del atlas) sigue siendo el tratamiento de elección en estos pacientes.

No obstante, la investigación sugiere evidencia preliminar en el procedimiento de sección del filum terminale, en lo respectivo a la reducción de ciertos grados de ptosis cerebelar.

La corrección de la mecánica anormal, aunque a diferencia de las técnicas neurodinámicas, en este caso de forma quirúrgica, parece influir positivamente sobre la fisiología del Sistema Nervioso.

6 comments on “Filum terminale y Arnold Chiari

  1. yto_ dice:

    Con la neurodinamia se mejorarían los síntomas?

    1. Carlos López Cubas dice:

      Hablamos de un defecto estructural importante, cuya resolución quirúrgica parece, por cierto, bastante agresiva.
      Además habría que buscar una técnica que, estirando el filum terminale, no añadiese tanta tensión como para provocar una tracción caudal de todo el neuroeje, aumentando con ello la herniación inferior del cerebelo.
      Lo encuentro bastante complicado.

      1. FisioAso dice:

        A mi también me parece más que complicado, tratar directamente con movilización del eje neural la herniación en la zona del tronco encefálico (tenía entendida que la herniación solía originarse allí, y dependienco de la altura de la zona patológica, se desarrollaba la diferente sintomatología específica. Por eso la clínica es tan diferente), ya sea por la parte superior (occipital) como la inferior (filum terminale). Las estructuras nerviosas me parecen ya de por sí bastante frágiles como para tratar un conjunto o haz de fibras que patológicamente ya están tocadas y “dadas de sí”.
        La praxis por mi parte como fisioterapeuta, se limita al tratamiento de los síntomas, como las alteraciones del equilibrio, intentando aumentar aferencias al respecto así como realineación postural generando respuestas motoras que consigan reequilibrar la estructura general, así como si existe patología cerebelosa, de nuevo trabajar la coordinación.
        A efectos neuroplásticos mejorarán las estructuras de sustancia blanca en las áreas cerebrales y cerebelares implicadas, pero la problemática es que por cojones deben pasar por el tronco encefálico para descender por la médula, y allí se presenta la herniación, así que estamos un poco limitados en ese aspecto.
        Otra historia es la cirugía, que invasiva no es, es lo siguiente. Cargarse directamente estructuras de paso afectarán directamente con alta repercusión neurológica, y el % de éxito es más que bajo.
        A ver que cuenta el resto de la gente con su experiencia. Yo tengo un caso y sólo puedo hablar por la que me ha dado éste, así que la considero muy poca.

        1. besbella dice:

          Nosotras tenemos tres casos, dos quirúrgicos y uno no. Son todos muy distintos, uno quirúrgico, con severa escoliosis y con dolor neuropático, otro quirúrgico, con afectación motora en miembros superiores, y otro no quirúrgico con dolores de cabeza. Aplicamos reeducación postural, masoterapia y neurodinamia en todos con “buenos” resultados, teniendo en cuenta su cronicidad.
          Aparte de discusión sobre casos, estoy muy de acuerdo con lo que FisioAso expuso en su momento, investigación y coherencia en técnicas de tratamiento, aunque es muy complicado en ciertos casos debido a la sintomatología.

  2. yto_ dice:

    Muchas gracias!!

    1. Si os interesa este tema, podéis encontrar información en mi blog “Por los caminos de la osteopatía”

      http://porloscaminosdelaosteopatia.blogspot.com.es/2012/11/la-fuerza-de-traccion-medular.html

      Un cordial saludo

Deja un comentario