Misticopatía

  • 5 junio, 2012

Si usted cree que la sanación proviene de energías que de forma enigmática regulan los procesos corporales.

Si usted valora positivamente la presencia de velas aromáticas, inciensos, cuadros con atardeceres, hermosas y coloridas flores y ancestros orientales de la consulta de su terapeuta.

Si a usted no le molesta asumir como cierto un razonamiento del que no entiende ni la mitad de los términos.

Si para usted la evidencia científica no tiene valor frente a falaces argumentos que conducen a la casual necesidad del tratamiento que el narrador puede ofrecerle por un módico precio.

Si usted considera más importante los artísticos diplomas que decoran las paredes de la sala de espera, que la formación académica de aquel en que va a confiar su salud.

Si su locus de control asienta en la ciega fe, sin plantearse la necesidad de justificaciones ni espíritu crítico.

Puede ser que padezca misticopatía.
Y puede ser que yo no sea el terapeuta más indicado para solventarlo.

Etiquetas: ,

11 comments on “Misticopatía

  1. Carlos López Soriano dice:

    Jajaja me parto. Además fijaos que siempre hay un denominador común, se alude a tradiciones milenarias (china, egipcia, etcétra). Es como el comodín en el póquer, que no sabes justificar algo, echas mano de las tradiciones milenarias.
    Yo como un buen pardillo, durante un viaje compré la famosa Powerbalance justo al inicio de salir, fruto de un impulso. Cuando llegué a casa, fui a echar un vistazo en que se basan sus propiedades en la página web. Cuando leí no sé que de la acupuntura china, los campos magnéticos y la posición y orientación de las pirámides…..entendí que me habían timado como a un chino (y no milenario en este caso)

    1. ¿ Entonces no crees en la existencia de una energía mística milenaria que nos rodea cual fascia a todos los recovecos del cuerpo humano ?

    2. Hola Arturo, no me parece bien que relaciones las fascias con las “energías místicas”… Existe la absurda creencia de que fascia es “liberación psomatoemocional y bailar sevillanas”, cuando hay muchas técnias fasciales que utilizamos de forma diaria y que no tienen que ver con esa imagen y además tanto la fascia como muchas técnias fasciales tienen una buena evidencia científica… No todos los osteópatas “solo crujen” o todos los que nos gusta la neurobiología “hacemos terapia en el diván”. Por eso me parede injusto que mezcles una cosa con otra. Un saludo: David

    3. No pretendía molestar a nadie, simplemente hacer una crítica a aquellas personas que consideran que cualquier patología tiene su génesis en alteraciones fasciales. No era mi intención criticar sus técnicas evidenciadas.

    4. Estoy con ambos (diplomatico que es uno), pero alrededor de la misticopatia queria hacer referencia a esa actitud que todos vemos dia a dia, mas que a las aproximaciones terapeuticas concretas

    5. Arturo…lee tu comentario inicial y dime si crees que no es ofensivo para los que usan las técnicas fasciales. No voy a generar más debate, es como si tú eres osteópata y yo comento “¿ Entonces no crees en la existencia de una energía mística milenaria que nos rodea cual metámera que llega a todos los recovecos del cuerpo humano?. De todas formas no quiero entrar en debate…yo estoy seguro de lo que hago e intento no caer en el absurdo de la generalización o del prejuicio.

      Por otro lado, creo que lo importante para el paciente es la “experiencia” es lo que realmente mueve al cerebro y por lo tanto al paciente…Si yo critico a un “homeópata” frente a un paciente que se curó gracias a uno…da igual lo que diga…el paciente tuvo una experiencia positiva con él y de ahí no lo sacaré nunca… A no ser que le genere una nueva experiencia basada en este caso en los conceptos del dolor…para que de esa manera sepa lo que es el placebo y poco a poco se atreva a jugar con su cerebro y a conocerlo para experimentar “cosas nuevas” que activen neurotags distintas y por lo tanto le cambie la imagen que tenía de la homeopatía, reflexología, chamanismo o lo que sea.

      Lo importante es no intentar convencer al paciente de que lo que le funcionó o intentar pensar que criticando al que usa técnicas milenarias vamos a mejorar al pacinete…Eso no sirve para nada…mejor invitarle, como bien has hecho tú Carlos, a tratamiento para que tenga “una nueva experiencia”.

      Un abrazo

  2. Anonymous dice:

    Un enlace a este artículo por si no lo conoces, que este tema te gusta:

    http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0304395912000966

    1. Las 2 últimas frases del abstract, tremendas

      What makes therapy legitimate, positive clinical outcomes or culturally acceptable methods of attainment?
      Who decides?

      Gracias, David

  3. “Lo importante es no intentar convencer al paciente de que lo que le funcionó o intentar pensar que criticando al que usa técnicas milenarias vamos a mejorar al pacinete…Eso no sirve para nada…mejor invitarle, como bien has hecho tú Carlos, a tratamiento para que tenga “una nueva experiencia”. Me parece super interesante esta reflexión de David. Invitarle, crearle necesidad. Nosotros pensamos esto porque nos “creemos” estas cosas. Para las personas esas “creencias” posiblemente sean tan intensas, grandes y certeras como para nosotros estas. Quizas vale la pensa reflexionar. Saludos!

Deja un comentario