Hielo

  • 2 abril, 2012

Hace 5 años se publicó la revisión titulada Is ice right? Does cryotherapy improve outcome for acute soft tissue injury?

N C Collins, autor del estudio, planteó si la común aceptación del hielo como medida de urgencia, para reducir el alcance de la lesión de partes blandas, tenía suficiencia evidencia que le diera justificación.

Y, con el respaldo de los recovecos de la estadística, la conclusión final es que no hay pruebas suficientes para sugerir que la crioterapia mejora el resultado clínico en el tratamiento de lesiones de tejidos blandos.

Incomoda, pero obliga a pensar, revisar creencias e investigar al respecto.

6 comments on “Hielo

  1. Anonymous dice:

    Sin embargo, Javier Trujillo autor del siguiente blog http://fisioterapiayfutbol.wordpress.com/2011/11/02/crioterapia-en-la-fase-aguda-%C2%BFsi-o-no/

    Acaba haciendo un pequeño resumen de lo que habla la bibliografía, además de intentar explicar los conceptos que impulsan las dos vertientes hielo SI- hielo NO

    Saludos

    @fisiostyle

    1. Completísimo, y muy recomendable: os dejo sus conclusiones, destacando la importancia, siempre, de sus 2 últimas palabras:

      Conclusiones

      La crioterapia se aplica con el fin de limitar/reducir:

      La lesión secundaria
      Edema
      Dolor
      Espasmo muscular
      Favorecer:

      La movilización precoz
      La activación muscular cuando esta se encuentra inhibida de manera refleja
      Cuando la crioterapia no funciona, habitualmente es por un error conceptual en su aplicación por parte del Fisioterapeuta, es decir, en ese paciente, en ese momento en concreto, la crioterapia no estaba indicada o no era la opción más eficaz. En definitiva, un error en el razonamiento clínico.

  2. @fisiobenestar dice:

    Muchas gracias por compartir el enlace. Que complicado parece a veces todo. Escoger un tratamiento a veces parece más una relación filosofica que otra cosa. Los fisioterapeutas nos basamos en la evidencia cientifica (y eso esta muy bien) pero recuerdo pocas referencias cientificas en clase de terapia manual osteopatica (por dar un ejemplo) durante la universidad. Si que se hablaban de libros ( que por suerte algunos se van actualizando).
    A veces lo que se nos dió como ‘esto va a misa’ por un articulo, años despues se contradice por otro. Y la pregunta es: lo he estado haciendo bien?
    Creo que hay una asignatura pendiente en la universidad ( y que desconozco si ahora si ahora hay alguien que lo inculque) y es que se busque ( y no solo en libros) que se debata sobre los tratamientos, tecnicas, asignaturas… Que no todo es ABC. Vaya, es mi opinion. Cuando yo estudiaba no teniamos la suerte de tener tan a mano internet (y tampoco hace tanto). Gracias otra vez por el enlace

    1. Ya no sólo es problema de la universidad, es más de espíritu crítico personal: tengo alumnos a los que haría la ola cada vez que ponen en duda razonable lo que les cuento (plas plas pals), pero también demasiados que les importa un pimiento y sólo quieren aprobar

  3. Hola:

    En primer lugar agradecer el enlace a mi blog y por supuesto felicitarte Carlos por los contenidos de tú blog.

    La crioterapia siempre es y será un tema conflictivo. Metodológicamente es complicado de estudiar puesto que existen muchos factores que pueden influenciar claramente los resultados:
    – Particularidad de los tejidos
    – Profundidad de la lesión
    – Extensión de la lesión
    – Dificultades para medir la dosis

    Me planteo como se puede meter en el mismo saco un tendón y un musculo, hay diferencias notables, especialmente en cuanto a vascularización se refiere.
    Como comparar una lesión a cinco cm de la superficie con una a 8cm.
    La aplicación en una persona obesa y en una delgada… un codo con un isquiotibial…

    Por supuesto, tal y como comento en la entrada, en una lesión existen factores más inportantes que la inflamación y que pueden inclinar la balanza hacia el uso de crioterapia.

    Saludos

    1. Gracias, Javier

      la única ambición de mi entrada era despertar la atención crítica al respecto, y encontré en tu blog una magnífica reflexión, con justificación de peso, al respecto del tema

      Como dices, no sólo la lucha contra la inflamación (de hecho es una batalla que muchas veces no deberíamos librar) es la diana de la crioterapia

      Un saludo

Deja un comentario