Metáforas y dolor

  • 12 marzo, 2012

La metáfora es un fantástico vehículo de mensajes.

La participación de Paul Watson en el último congreso de la Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor me dejó un detalle como recuerdo que quería rememorar.
Fue un comentario relacionado con las pruebas complementarias de imagen, y fue narrado más o menos como sigue:

Imagina que quiero venderte un coche.

Cojo una fotografía que le hice en el garaje, y te la enseño.

Tú me dices que, pese al precio ridículo al que te lo ofrezco, no te interesa.

Y ahora te enseño otra foto de mayor calidad de la totalidad del coche.

Pero sigue sin convencerte.

Y te enseño 10 fotos más, a pleno detalle, desde varias perspectivas.

Pero sigues sin querer comprarme el coche…
porque lo que quieres no es ver fotos, es probarlo para ver si funciona.

Esto lo entendemos todos, luego ¿por qué se sigue dando tanta importancias a hallazgos radiológicos (que por otro lado han demostrada su baja concordancia con la clínica del paciente) frente a la realidad del paciente en lo respectivo a su función?

Si un hombro sube y baja, puede cargar objetos, no duele, y te permite peinarte y abrocharte el sujetador,… ¿penáis que es necesario calentarse tanto la cabeza (y de paso a nuestro paciente) por un osteofito en la radiografía, o un pequeño cambio de densidad, o una reducción de esto u otro aquello?

Etiquetas: , , ,

8 comments on “Metáforas y dolor

  1. ¡Que grande! Una entrada corta pero muy concisa… Y es que a buen entendedor, pocas palabras bastan!!!

  2. Laura dice:

    Tienes toda la razón, Carlos. Estos últimos años se le ha dado mucha importancia al diagnóstico por la imagen y ha habido un boom importante de cursos por todas partes. I sí, creo que saber interpretar una radiografía puede ser de utilidad, pero tampoco podemos basar en eso un diagnóstico.
    Saludos

  3. Hallia dice:

    Me encantó esta metáfora y no la había recordado desde el congreso hasta hoy. Maravillosa, clara, fácil de entender… Gracias por recordármela.

    Saludos

    1. Pues, desde el congreso, creo que la he utilizado en la clínica más de 20 veces; me pareció genial!

  4. La cosa se resume también con:

    “Tratamos pacientes no radiografías”.

  5. Roi dice:

    Buenos días:

    Vaya por delante que la metáfora a mí también me parece muy gráfica, pero puede volverse en nuestra contra: ¿qué pasa cuando es al revés? Si en la foto el coche se ve viejo, sucio, mal pintado, con las puertas descolgadas, cristales rotos… ¿va a ser suficiente con decir que funciona muy bien?

    Un saludo!

  6. Roi: eso no es al revés, es realmente lo que intenta transmitir la metáfora; si funciona bien un cuello, ¿para qué marearse con un osteofito en la radiografía?

  7. Roi dice:

    Lo que intenta transmitir la metáfora queda claro, pero desde el punto de vista negativo y de la “cultura de la radiografía” del paciente es fácil darle la vuelta: “Ese coche no lo quiero ni de broma, por bien que funcione (que lo dudo) está hecho un cromo, mira que pintura oxidada, las defensas caídas, madre mía no sé ni como puede arrancar…”
    Saludos!

Deja un comentario