Hernia umbilical

  • 21 febrero, 2012

Tras el nacimiento, los músculos abdominales del bebé deben cerrar el agujero por el cual han estado pasando los vasos sanguíneos que le han alimentado durante el desarrollo. Si este cierre del, hasta ese momento, paso del cordón umbilical, es incompleto, puede condicionar una hernia umbilical.

La hernia umbilical es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal (intestinos y peritoneo principalmente) por un punto débil del anillo umbilical debido a un defecto en el cierre de la pared abdominal.

Es un tipo de hernia muy común en niños y adultos, especialmente cuando cursan con sobrepeso, y con más frecuente aparición en mujeres y niños de raza negra.

No es el tipo de hernia más frecuente (se presenta en un 2% de los casos), pero su interés radica en la elevada incidencia de estrangulación del contenido herniado.

Su diagnóstico es sencillo, ya que se hace visible una protuberancia alrededor (por encima y por fuera) del ombligo en la forma de un abultamiento ovalado sobre la cicatriz umbilical. La protuberancia es especialmente visible cuando el niño llora o realiza esfuerzos, y no se aprecia tanto cuando está relajado y tumbado boca arriba.


En ocasiones, sobre todo en adultos, este abultamiento es doloroso, y puede asociarse a diastasis, es decir, separación de los músculos rectos del abdomen.

Tal y como concluíamos hace tiempo al hablar de la hernia inguinal, sólo una operación quirúrgica puede resolver una hernia umbilical. Principalemnte en adultos, en los que no hay tendencia al cierre espontáneo, y por el contrario hay tendencia a que la hernia umbilical aumente de tamaño.

En los más pequeños  (más del 80% de los niños hasta los 2 años de edad y hernia umbilical se solucionan espontáneamente), la cirugía se justifica si hay evidencia de estrangulamiento de los componentes herniados o el defecto es muy grande y estéticamente notable, algo que, sin resolución espontánea después de 3 o 4 años, puede resultar indicativo de la necesidad de la intervención.

Hasta el momento de la cirugía, o en los casos de menor importancia como medida conservadora, es conveniente evitar grandes esfuerzos al cargar objetos pesados, las contracciones súbitas o potentes de la musculatura abdominal, y en general todo aquello que aumente de forma importante la presión intraabdominal. Las fajas, corsés, vendajes, y otros artilugios al efecto no resultan especialmente de utilidad.

Cada uno se entretiene (y se hernia) como quiere,…
qué le vamos a hacer…

Etiquetas:

3 comments on “Hernia umbilical

  1. Rubén dice:

    Y que solución nos propone desde la fisioterapia ??
    Gracias.

    1. Carlos López Cubas dice:

      Como dice la entrada, poca

  2. Maria Arias dice:

    Hola, soy maria y tengo 20 años, cuando era niña tenia unos 5 años me operaron de hernia en el ombligo y familiares y amigos me han dicho que no podre tener hijos es verdad?
    Saludos, espero su respuesta.

Deja un comentario