Condicionamiento y expectativas

  • 15 enero, 2010

Condicionamiento.
Hace 3 años tomé rindomanmina© y me fue bien para el dolor que tenía en el tobillo.
Hace 2 años, la rindomanmina© me calmó considerablemente el terrible dolor de la muela.
Hace 1 año, gracias a la bendita rindomanmina©, el codo dejó de molestar en un par de días.
Ayer, la rindomanmina© fue mano de santo para el dolor de cabeza.
Dentro de 1 año, la rindomanmina© me volverá a quitar cualquier dolor.
Expectativas.
Hace 3 años mi tía María tomó rindomanmina© y le resolvió el doloroso ardor del herpes aquel que le salió en el costado.
Hace 2 años, un actor muy guapo anunció, con serio porte y en la tele, las bondades de la rindomanmina©.
Hace 1 año, mi vecina dejó de tener ciática tras tomar rindomanmina© y volvió a caminar.
Cuando tome rindomanmina©, sé que el dolor por esta artrosis que me está matando desaparecerá.
La rindomanmina© puede ser un antiinflamatorio, té blanco con esencia de vainilla, una manipulación cervical, un relajante muscular, un lacasito, un viaje a Lourdes y/o Fátima, un condroprecursor, 3 ave marías, una cirugía lumbar, la danza del vientre, o cualquier otra cosa que inunde de endorfinas mi médula espinal, que invite a funcionar a mis vías descendentes inhibidoras y convenza a mi cerebro de la innecesidad de producir una experiencia de dolor.
Condicionamiento.
Hace 3 años tomé rindomanmina© y no me hizo nada para el dolor de la dichosa pierna.
Hace 2 años, por culpa de la rindomanmina© me tuvieron que ingresar con un fuerte dolor de barriga, y encima no me quitó el dolor de oídos que tenía.
Hace 1 año, seguro que fue la maldita rindomanmina© la que me provocó el dolor de cabeza que arrastro hasta hoy.
Si vuelvo a tomar rindomanmina©, a saber que desgracia me volverá a pasar.
Expectativas.
Hace 3 años mi tía Jacinta tomó rindomanmina© y a la semana la enterrábamos.
Hace 2 años, en los periódicos del metro hablaban de un chino que por tomar rindomanmina© se quedó sordo.
Hace 1 año, a ese que daba a sus pacientes la rindomanmina© lo metieron en la cárcel por evasión de impuestos.
Si tomo rindomanmina© para esta lumbalgia, seguro que me quedo en silla de ruedas.
Ahora, la rindomanmina© puede ser un antiinflamatorio, té blanco con esencia de vainilla, una manipulación cervical, un relajante muscular, un lacasito, un viaje a Lourdes y/o Fátima, un condroprecursor, 3 ave marías, una cirugía lumbar, la danza del vientre, o cualquier otra cosa que sensibilice mi médula espinal, que disturbe a mis vías descendentes inhibidoras y convenza a mi cerebro de que deje de filtrar y, de forma urgente, preste toda su atención para producir una experiencia de dolor.
Y es que la rindomanmina© se vende en versión placebo y en versión nocebo.
Lleva lo mismo, pero con otro envoltorio.
Etiquetas:

One comment on “Condicionamiento y expectativas

  1. villovi dice:

    ¡Muy buena entrada!

Deja un comentario