Dormir con ruidos

  • 14 mayo, 2009
osteon alaquas dolor dormir reposo

ruidos dientes dormir apnea sueño osteon fisioterapia

El sueño es vital.

Muchas personas tienen problemas para dormir, y en algunas ocasiones estos problemas los provoca el compañer@ con sus ruidos. Vamos a hacer referencia a las parejas de estos desafortunados insomnes de rebote, en relación primordialmente con los ronquidos y los chirridos con los dientes.

Dormir con un roncador por Síndrome de Apnea durante el Sueño

El Síndrome de Apnea durante el Sueño (SAS) es un cuadro respiratorio en el que el paciente detiene ocasionalmente la respiración durante el sueño, volviendo a respirar varios segundos después de forma brusca. La brusquedad se justifica por la imperiosa necesidad de reequilibrar los gases (reoxigenar y limpiar el CO2) en sangre, o bien por la reacción ante un selecto codazo en las costillas,… cosas del colecho, vamos.

El SAS cursa con ronquidos y un sueño poco reparador que condiciona un peligroso estado de somnolencia durante el día, sobre todo cuando se combina con conducción o manejo de maquinaria.

La fisioterapia respiratoria ofrece a estos pacientes unos aparatos para dormir que, a partir de una mascarilla nasobucal, aumentan la presión sobre las vías aéreas durante el sueño, facilitando el paso del aire, eliminando los ronquidos y apneas, y en consecuencia mejorando espectacularmente la calidad del sueño.

Dormir con un bruxista

Por otro lado tenemos el bruxismo, en pacientes que apretan y chirrían los dientes durante el sueño, deteriorando las piezas dentales, las articulaciones témporo-mandibulares, y la paciencia de los seres circundantes.

. La terapia manual y las férulas de descarga resuelven en gran medida la clínica de la que es partícipe el bruxismo (dolor preauricular, limitación de la movilidad de la mandíbula, limitaciones funcionales al masticar), y totalmente el ruido del roce de los dientes.

Y la moraleja que subyace del artículo de hoy es… que no es necesario recurrir a los codazos y al “cle-cle-cle” pretendiendo silenciar a la pareja por la noche; quizás sugerirles “que se hagan mirar el tema” es más sutil y eficaz.

Etiquetas:

Deja un comentario