Galeno y la mano

  • 6 enero, 2009

La mano es la expresión física de la inteligencia humana. Son muchas las formas de razonar esta idea, pero voy a elegir para hacerlo a uno de los grandes en esto de intentar sanar al personal.

Nada menos que a Galeno (130-200 dC), célebre estudioso griego y referente en la medicina hasta relativamente muy poco tiempo. Trabajando como médico en la escuela de gladiadores durante tres o cuatro años, Galeno tuvo la fortuna de aprovechar la experiencia en el tratamiento de los golpes y heridas (según él las “ventanas en el cuerpo”), algo que, en una época en que abrir cadáveres estaba prohibido, suponía el mejor acercamiento al cuerpo humano. Esto, con la inestimable ayuda de un sustento económico más que notable por parte de una familia adinerada, permitió a este personaje alcanzar un conocimiento anatómico y fisiológico que quizás de otra forma no hubiese sido posible.

Sin más, os dejo un recorte de su pensamiento en relación con la herramienta más valorada por los fisioterapeutas.

Así, el hombre es el más inteligente de los animales y por ello las manos son los instrumentos más adecuados para un animal inteligente. Y no es el más inteligente porque tenga manos, como dice Anaxágoras, sino que tiene manos porque es el más inteligente, como dice Aristóteles con más corrección. Además, el hombre ha sido instruido en las artes no por sus manos, sino por su inteligencia. Las manos son un instrumento, como la lira es el instrumento del músico y las tenazas del herrero… cada alma tiene en su propia esencia ciertas facultades, pero sin la ayuda de los instrumentos no podría llevar a cabo aquello que está en su naturaleza realizar.” Galeno.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario