Beneficios de la lactancia materna para el bebe

  • 10 mayo, 2008


Este artículo pretende recopilar los beneficios comprobados de la lactancia materna para el bebe, en comparación con otros métodos de alimentación. Está aún por desarrollar, aunque he pensado que de momento resulta útil como recopilación de links relacionados.
No he citado las fuentes de cada referencia porque son resúmenes de resultados de investigaciones publicadas y posteriormente divulgadas en múltiples medios de comunicación.

Valor nutritivo

Salud

Fácil de digerir

Menos probabilidad de desarrollar reacciones alérgicas

Contra las alergias de los más chicos, lactancia materna
Un estudio reveló que la exclusividad de ésa fuente de alimentación durante tres meses ejerce un efecto protector en aquellos niños que presentan tendencia genética a desarrollar enfermedades alérgicas
La lactancia exclusiva durante los primeros tres meses de vida ejerce un efecto protector en aquellos niños que presentan alto riesgo de atopia, o tendencia genética a desarrollar enfermedades alérgicas
El abandono precoz de la lactancia favorece la alergia a la leche de vaca. Los casos de hipersensibilidad desaparecen alrededor del tercer o cuarto año de vida

Desarrollo cognitivo

Expertos de la OMS relacionan la lactancia materna con un mayor coeficiente intelectual.
Los niños amamantados con leche materna pueden tener un coeficiente intelectual más alto, menor índice de obesidad y una más fácil adaptación social.
Hay varios estudios que hablan de dichas ventajas, aunque todavía están bajo análisis los resultados de esos estudios. Basándose en esos trabajos, aunque poniendo en cuarentena todavía los resultados, se recomienda la leche materna para prevenir la obesidad y como consecuencia para prevenir una serie de enfermedades crónicas derivadas del sobrepeso.
El niño amamantado por su madre puede tener un coeficiente intelectual más alto, adaptarse mejor a la sociedad y tener menos probabilidades de sufrir alergias y cáncer en los países desarrollados.
Científicos estadounidenses han confirmado que la lactancia materna mejora la inteligencia de un niño gracias a una determinada variante genética, como revela el estudio publicado muy recientemente en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciencies’. Un gen que controla los ácidos grasos es el que puede ayudar, a los bebés que lo tengan, a aprovechar mejor la grasa de la leche de su madre y promover un desarrollo cerebral vinculado a un mayor coeficiente intelectual.
Desarrollo de dientes y mandíbula
un artículo escrito por el Dr. Juan S. Morales Hurtado, nos recuerda un aspecto muy importante de la lactancia materna del cual no se sabe mucho, el odontológico, ya que ayuda a madurar la función masticatoria y respiratoria del bebé.
El recién nacido está programado para succionar, reflejo que ya practica dentro del útero. La forma de la mandíbula del bebé, la dirección en que se disponen los músculos que intervienen y la ausencia de dientes favorecen los movimientos mandibulares hacia delante y hacia atrás. Todo está dispuesto para que lo más natural para él sea succionar el pecho de su madre.
Ese entrenamiento de mandíbula que hace el bebé con los movimientos de avance y retroceso permite preparar sus músculos masticatorios y todo su sistema que necesitará tener a punto para cuando aparezcan sus primeros dientes.
Por eso, el especialista puede afirmar que “la lactancia materna es la mejor preparación para una correcta masticación en el futuro”.
A su vez, aunque a las madres pueda parecernos que el bebé va a ahogarse en la teta, los bebés ejercitan el circuito de respiración nasal fisiológico al respirar por la nariz mientras son amamantados. Una respiración nasal adecuada permitirá un correcto desarrollo craneofacial del niño.
Además, al tomar el pecho ejercitan la coordinación al respirar, succionar y deglutir de una manera rítmica, sin necesidad de soltar el pecho de su madre.
Dirán que con el biberón se ejercitan los músculos de igual forma, pero no. La lactancia materna aporta además otras ventajas que ninguna tetina puede suplantar. Me disculparán la comparación, pero salvando las distancias sería como entrenar en bicicleta fija teniendo un prado precioso al lado de casa.
Etiquetas:

Deja un comentario