La hernia de hiato

  • 26 marzo, 2008

La unión del esófago con el estómago está controlada por una serie de músculos, que conforman un esfínter dependiente del diafragma. Si estos se debilitan, los ácidos del estómago o el alimento pre-digerido pueden fluir hacia el esófago y causar inflamación (esofagitis, gastritis) y sensación de acidez (reflujo gastro-esofágico, pirosis). En otros casos, parte del estómago puede ascender sobrepasando el diafragma hacia la cavidad torácica, conformando una hernia de hiato.

La hernia de hiato es frecuente (se calcula que un 50% de la población adulta la tiene), y generalmente asintomática. Cuando sí da clínica, lo más característico es una sensación dolorosa y de ardor en el pecho y la garganta, en relación con el reflujo gastro-esofágico, que se agrava tras comidas copiosas, al estar acostado o agachado o cuando aumenta la presión abdominal. Las causas más frecuentes o factores de riesgo relacionados son las toses violentas o vómitos repetidos durante periodos largos de tiempo, embarazo, esfuerzos intensos, sobrepeso, tabaquismo y obesidad.

Salvo casos graves o que presentan complicaciones, en cuyo caso se requiere la cirugía, el tratamiento de la hernia de hiato es conservador.

  • Modificación de hábitos en las actividades de la vida diaria: evitar comer rápido y las comidas muy copiosas, dejar de fumar y reducir peso, evitar tumbarse o agacharse justo después de una comida, elevar la cabecera de la cama, y evitar el uso de fajas.
  • Fármacos para neutralizar la acidez del estómago.
  • Técnicas de terapia manual. Son principalmente técnicas para el diafragma y otras maniobras de osteopatía visceral para el estómago. Aunque no se reduzca anatómicamente la hernia hiatal, el tratamiento osteópatico disminuye la aerocolia (gases intestinales) y aerogastria (eructos). De este modo, se intenta reducir la fármacodependencia y mejorar la clínica relacionada con la hernia de hiato. Estos tratamientos son especialmente efectivos en los casos de hernia de hiato por deslizamiento, y algo menos en las de rodamiento o estranguladas.
  • Modificaciones de hábitos dietéticos. La alimentación puede prevenir o disminuir el riesgo de aparición de este trastorno (principalmente en caso de sobrepeso u obesidad), o bien ayudar a reducir las molestias de la hernia de hiato. Algunas recomendaciones útiles son elimintar alimentos acidificantes, gasificantes, el alcohol y el cáfé. Información más extensa al respecto podemos encontrarla en http://www.teledietafacil.com/dieta-para-la-hernia-de-hiato/ y en http://saludyalimentacion.consumer.es/hernia-de-hiato/recomendaciones-dieteticas .

5 comments on “La hernia de hiato

  1. Anonymous dice:

    Hola Carlos. ¿Es conveniente realizar ejercicios abdominales o levantamiento de pesas en caso de hernia hiatal? Gracias.

  2. Todo esfuerzo que aumente la presión intra-abdominal puede resultar contraproducente.
    Los abdominales hipopresivos sí estarían indicados.

  3. Anonymous dice:

    Hay momentos principalmente en la hora de dormir siento como si me empujaran por dentro como una bola se prodria decir que es una hernia hiatal o es recomendable un ultrasonido o en mi caso que me recomienda hacer tengo años con este sentir pero tengo un año que mi estomago se empezo a extender con inflamación constante.

  4. montalvofer dice:

    Hola tengo muchos eructos y gases,ademas de que tengo dolor en el area del pecho justamente en el area del esternon en la apendice xifoides y cuando como de mas siento como si me ahogo o como sintiera una sensacion de reflujo,que debo hacer? ir al doctor? con un fisioterapeuta? que es mas recomendable? cirugia? Soy de México

    1. Carlos López Cubas dice:

      Al médico

Deja un comentario